Saltar al contenido

¿Donde consiguió Slobodan Praljak el líquido mortal? La investigación se centra ya en el suicidio asistido

La rápida autopsia de Slobodan Praljak, que se suicidó el miércoles ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) en La Haya, es la principal prioridad de los investigadores, según afirmó hoy el fiscal holandés. La investigación avanza hacia el “suicidio asistido” mientras que se ha encontrado un producto letal en el contenedor utilizado por Praljak.

El trágico incidente ocurrió cuando el tribunal se aprestaba a hacer público el veredicto en apelación contra seis ex funcionarios y jefes militares acusados de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad durante el conflicto croata-musulmán (1993-1994).

Los investigadores no saben cómo fue posible que uno de los acusados consiguiese hacerse con el frasco que contenía un líquido marrón. ¿Se lo entregó alguien n
en el centro de detención ubicado en el distrito de Scheveningen, en La Haya, un conjunto de edificios fuertemente coustodiados? ¿O lo consiguió en el juzgado?

El reglamento de la Dependencia de Detención de las Naciones Unidas estipula que toda persona “estará sujeta a un control de seguridad en la entrada del complejo”. Y eso significa un control de identidad, paso por los aparatos de detección y, si fuese necesario, registros físicos. Además, todo lo que quieran hacerles llegar deberá ser entregado al control central de seguridad para ser inspeccionado, abierto, y examinado por rayos X antes de poder llegar a sus manos.

En Croacia, el presidente Kolinda Grabar-Kitarovic expresó sus condolencias a la familia de Praljak, “un hombre que prefirió suicidarse antes que vivir como un condenado por delitos de los que se consideraba profundamente inocente“. “El acto de Praljak ha tocado los corazones del pueblo croata y dejará el TPIY con el peso de la duda eterna sobre si ha cumplido su misión”, dijo el presidente.

Slobodan Praljak fue aclamado como héroe por muchos croatas. Pero el presidente del país les instó tras el suicidio a “tener la fortaleza para reconocer que algunos compatriotas en Bosnia habían cometido crímenes y deberían rendir cuentas”. Como estado, “Croacia no fue un agresor, no atacó a nadie durante la guerra de Bosnia” (1992-1995), dijo en un discurso.

Más allá del suicidio de Praljak y la condena de los seis acusados, muchos croatas se sienten ofendidos por el reconocimiento que la justicia internacional hace de una “empresa criminal conjunta” que se habría llevado a cabo con el consentimiento del “padre de la nación” Franjo Tudjman en Zagreb. Y dejan la afirmación de que tenía la intención de llevar a cabo una limpieza étnica para imponer una dominación croata en los territorios de Bosnia.

Durante el conflicto de Bosnia, croatas y bosnios lucharon juntos contra las fuerzas serbias. Pero durante once meses, en 1993 y 1994, chocaron.

“Exhorto a los líderes bosnios musulmanes a hacer todo lo posible para garantizar que este veredicto no se use indebidamente, y que marque el final de una era y el comienzo de otra” , dijo Kolinda Grabar-Kitarovic.

La Bosnia de posguerra está poblada por poco más de la mitad de los musulmanes bosnios, un poco menos de un tercio de los serbios y alrededor del 15 por ciento de los