Saltar al contenido

Frases

Bienvenido a la página de las frases célebres. En Pásalo encontrarás todo tipo de frases, frases célebres, citas, refranes, frases de películas, series, y proverbios para que envies o utilices cuando necesites, utilizando la frase más adecuada en ese momento.

Últimas frases añadidas

La palabra frase se deriva del latín phrasis, y este a su vez del griego φράσις, que significa expresión. En el contexto lingüístico, una frase es un grupo de palabras que, combinadas, son suficientes para darle sentido a una idea. Podemos pensar en ellas como oraciones incompletas, ya que no necesitan contar con elementos propios de una oración como lo son el verbo conjugado o el punto: basta con que expresen efectivamente una idea. Algunos ejemplos simples pueden ser cosas como “El cielo nublado“, “Mi coche rápido” o palabras que expresen ideas como “Bienvenido“. En los tres casos, no se cuenta con un verbo conjugado pero las palabras son suficientes para dar a entender algo.

Si abordamos las frases desde una perspectiva lógica, encontramos que estas son ideas que pueden ser calificadas como verdadero o falso. Por ejemplo, la frase “El cielo será azul mañana en la tarde” puede ser verdadera o falsa dependiendo de lo que suceda al siguiente día.

Las frases también pueden definir a aquellas ideas que son de uso común cuya utilización permanece inalterada y es hasta popular, con frases como “anillo al dedo” o “el talón de Aquiles“.

Las frases célebres, por su parte, son citas que por alguna u otra razón han ganado popularidad a través del tiempo. Casi siempre son dichas por personajes célebres, y suelen ser utilizadas en multitud de escritos. Al escribirlas se tiene que entrecomillar la frase e indicar a quien pertenece. Por ejemplo:

“Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.” – Gabriel García Márquez.

“Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos, como del estremecedor silencio de los bondadosos.” -Marthin Luther King.

Ambas son frases celebres, aunque, claro está, la lista de autores y frases es prácticamente interminable.