Las historias de las víctimas llenan de lágrimas las redes sociales

Comienzan a conocerse los nombres del horror. Las caras e historias de las 59 víctimas mortales, asesinadas mientras asistían tranquilamente, con sus amigos o con sus familias, a un concierto de música Country en Las Vegas. Son el resultado del tiroteo más mortífero de la historia de Estados Unidos.

En esa explanada hecha para la diversión y bañada de sangre por el horror, dejaron su vida Sonny Melton, de 29 años, Denise Salmon Burditus, de 50 años, Lisa Romero, Jordania McIldoon, de 23 años, Jessica Klymchuk, de 28, Jenny Parks, Susan Smith, de 53, y Adrian Murfitt, 35 años. John Phippen, Rhonda LeRocque, Dana Gardner, Quinton Robbins, de 20 años, Bailey Schweitzer, Angie Gómez, Carrie Barnette…


Melissa Ramírez, graduada de la Universidad Estatal de California en Bakersfield, Erick Silva, Tom Day Jr, Sandy Casey, maestra de educación especial de 35 años… son los primeros nombres que se conocen de las víctimas asesinadas por Stephen Paddock, de 64 años, vecino de Mesquite, Nevada, que se subió a una habitación del piso 32 del hotel Mandalay Bay Casino y comenzó a disparar indiscriminadamente.

Como la protagonizada por un cirujano que estaba viendo el concierto con su mujer. “MI marido me salvó la vida. Me agarró y comenzó a correr cuando sentí que le disparaban en la espalda. Quiero que todos sepan que era un hombre bondadoso y cariñoso. No puedo decir más porque estoy destrozada. No puedo ni respirar.”

Se trata de un matrimonio casado en 2016 y naturales de Big Sandy, Tennessee, donde Melton trabaja como enfermera de urgencias y UCI en el Henry County Medical Center.

Éramos una pareja única, enamorada y que soñaba con una vida juntos y un futuro lleno de amor… porque la vida es divertida y creemos que Dios nos ha unido como compañeros del alma“, se leía en su página de bodas. “Hemos compartido momentos increíbles juntos y dolores de cabeza casi insoportables, pero a través de todo nos hemos fortalecido en nuestro amor por el otro y nuestras familias”.

También perdió la vida en la masacre la madre de dos hijos Jenny Parks, maestra de educación infantil que vive Lancaster, California. Y su tía, Rhonda Boyle, escribió en Facebook: “Es un día triste para mí y mi familia. Mi sobrina fue asesinada. Por favor recen por mí y por mi familia, ella era una mujer dulce … y una buena madre.

Rachael Parker fue una de los dos policías asesinados. Estaba fuera de servicio y había ido al concierto en compañía de otros compañeros. Tenía 33 años y falleció en el hospital.

Otra de las víctimas mortales fue la madre de tres niños, Neysa Tonks. Hasta el momento es la última víctima identificada. Su familia ha abierto una cuenta para recaudar dinero para sus tres hijos.

Denise Salmon Burditus, de 50 años, de Martinsburg, Virginia Occidental, murió junto a su marido de 32 años, después de publicar una foto de ambos el festival.

Burditus, una abuela semi-retirada. Deja marido, hijos, nietos… Y muchos amigos.

También ha salido el nombre de Romero, un secretario de la Escuela Secundaria Miyamura, en Nuevo México.

Adrian Murfitt, de Anchorage, también murió en el concierto. Y su amigo Brian MacKinnon, que estaba con él en el concierto, asegura que “ha muerto la persona equivocada. Era uno de los seres más felices que conozco”.

La abogada de San Diego Jennifer Irvine también fue identificada por sus amigos. Era abogada de familia con su propio despacho.

Michael Anderson también se dejó la vida en el concierto y su novia, Bianca Acosta, envió un tributo sincero en Facebook: “Nunca sentí tanto amor y adoración. Era todo lo que una mujer podía querer y necesitar en un hombre. Luchamos mucho y mucho por estar al lado del otro. Tenían un hijo.

Susan Smith, de 53 años, gerente de oficina del Distrito Escolar Unificado de Simi Valley desde 2001, también fue asesinada. “Era maravillosa y tenía un gran sentido del humor.

Una respuesta a “Las historias de las víctimas llenan de lágrimas las redes sociales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *