Saltar al contenido

El 75% de la población mundial podría sufrir olas de calor potencialmente letales en los próximos 80 años

En plena ola de calor y a pocas semanas de la decisión de Trump de que EE.UU. abandone el pacto de París, varios expertos lanzan una alerta: “Casi tres cuartas partes de la población mundial podrían sufrir olas de calor potencialmente letales en los próximos 80 años”… si no ponemos remedio, y continúan llegando a la atmósfera grandes cantidades de gases de efecto invernadero.

Una revisión de artículos científicos arroja un dato más que preocupante sobre lo que está ocurriendo ya, en los últimos años, y de lo que quizás seamos poco conscientes. Según su revisión, En más de 1.900 los lugares del planeta habrían muerto personas como consecuencia del calor y la humedad, desde 1980. Y alrededor de un tercio de la población, aseguran, se ha visto expuesta a más de 20 días con condiciones climáticas potencialmente mortales en lo que va de siglo.

 

Y no están hablando necesariamente de sitios apartados o subdesarrollados, situados en lugares de temperaturas muy elevadas. Los científicos citan casos como la ola de calor en Moscú, en 2010, en la que cifran el número de muertos nada menos que en 10.800. O la de París en 2003, con 4.900 muertes. O Chicago en 1995, con 740 muertos.

La alerta que han lanzado los científicos considera que si las emisiones de carbono continúan en unos niveles tan altos, para finales de siglo el 74% de la población mundial, casi tres de cada cuatro personas, se enfrentarán a olas de calor con condiciones “médicamente mortales para la población”. Sobre todo para los más vulnerables.

Y es que el cambio se está produciendo a tal velocidad, que la capacidad del ser humano para evolucionar y hacerse más resistente al calor, se ve absolutamente superada. Lo que lleva a algunos científicos a realizar una apocalíptica afirmación: “Nos estamos quedando sin opciones para el futuro”.