¿Qué componentes llevan los productos de maquillaje?

Una base de maquillaje, pintarse los ojos o los labios, utilizar máscara de pestañas… Son muchas las mujeres que usan a diario alguno de estos productos. Hoy en día, es más que habitual la utilización de cosméticos para afrontar con mejor cara la vida diaria. Sin embargo, muchas veces no somos conscientes de qué componentes llevan o cuál debe ser su uso adecuado.

Por lo general, todos los cosméticos están formados de ceras, aceites, colores y emolientes que, en mayor o menor proporción, unos junto a otros, se obtienen los distintos productos presentes en el mercado. Pero, ¿cuáles son estos productos? ¿En qué debemos fijarnos cuándo veamos alguno de ellos? Vamos a repasar los más importantes.

Lápiz de labios

Es uno de los productos estrella del maquillaje. El lápiz de labios se puede encontrar en diferentes texturas, colores y, por supuesto, precios. Generalmente, se fabrican gracias a la mezcla de aceites y materias grasas (para facilitar su aplicación), ceras (para dar solidez al pintalabios), colorantes, antioxidantes y aromas.

Ingredientes de los pintalabios

Últimamente, estamos acostumbrados a escuchar términos como la manteca de karité, cuya función es conferir emolencia; lecitinas, que mejoran la adherencia al producto, y siliconas, que facilitan la aplicación del producto. Las diferentes firmas investigan e innovan cada día con nuevos compuestos que permiten avanzar en sus pintalabios, por lo que dentro de un tiempo, seguramente, estemos hablando de otros compuestos.

Hace unos años, se produjo una alarma respecto al uso de los lápices de labios tras la publicación de un estudio estadounidense donde se advertía que más de la mitad de estos productos contenía plomo, una sustancia que en cantidades elevadas supone un riesgo para la salud. No obstante, en Europa este aspecto está muy bien regulado y está prohibida la utilización de plomo en los cosméticos.

Bases correctoras

Uno de los productos imprescindibles para un maquillaje impecable es una buena base correctora. Éstas tienen función de cubrir las imperfecciones del rostro, dar un color uniforme al mismo y prepararlo para un maquillaje en mayor profundidad. Las bases correctoras están compuestas por dióxido de titanio, talco, caolín y pigmentos. Según la concentración de dichos pigmentos se obtienen las diferentes tonalidades, y se producirá también un efecto más o menos opaco.

En los últimos años se ha ido evolucionando en este aspecto y las marcas se han preocupado por innovar para diferenciar a sus bases y fondos de maquillaje del resto. Así, se han incorporado algunos pigmentos como los fotocrómicos, capaces de reflejar la luz en múltiples direcciones y cambiar su color dependiendo de la iluminación que haya.

Maquillaje en polvo y maquillaje en crema

El maquillaje en polvo, por su parte, es muy sencillo de aplicar y otorga ligereza y firmeza a la piel. Sus usos son variados, ya que se puede utilizar para pequeños retoques o para unificar y fijar el maquillaje. Su composición tiene semejanzas con la de la base: talco, caolín, carbonato cálcico, óxido de zinc, sustancias antioxidantes, protectoras y conservantes… Y, además, los pigmentos, similares a los utilizados para la base.

Componentes del maquillaje en polvo

En algunas ocasiones se han experimentado reacciones alérgicas a estos productos como consecuencia de la presencia de algún perfume o conservante, como el imidazolidinil urea y los parabenes. Para prevenirlos, como con cualquier producto cosmético, se recomienda utilizar productos de marcas testadas.

El maquillaje en crema es, junto al maquillaje en polvo, de lo más utilizado en cosmética, aunque éstos son algo más difíciles de aplicar y no permiten una gama tan amplia de tonalidades. Su composición se basa, mayoritariamente, en una emulsión de aceite en agua, a la que se añaden pigmentos colorantes.

Como recomendación general, no hay que abusar de los maquillajes fluidos pues pueden llegar a resecar la piel, tanto a personas con tendencia a tenerla seca como aquellas con una piel normal. Por ello, los dermatólogos aconsejan que se evite su aplicación continuada en personas con dermatitis, acné y otras manifestaciones seborreicas.

Aunque la elección de un maquillaje depende, en gran medida, del color que se desee y de su formato, también hay que tener en cuenta el porcentaje de grasa. Éste debe variar según la naturaleza de la piel y de la estación del año (se recomienda que sea menos grasa en época de calor).

Pintauñas

De todo tipo de colores, con dibujos, con formas originales… No cabe duda, el pintauñas está más de moda que nunca. Y hay una buena noticia: en contra de lo que se suele decir, el esmalte no debilita las uñas. Aunque sí hay que tener en cuenta cuáles son los componentes recomendados y sus cantidades adecuadas. Un quitaesmalte compuesto de acetona, por ejemplo, es un componente desaconsejado ya que debilita la capa que protege las uñas.

Componentes del pintauñas

Los esmaltes están compuestos por agentes filmógenos (para formar una película que se adhiera sobre la uña), plastificantes (aportan flexibilidad para que no se resquebraje el esmalte), solventes (evitan la formación de grumos), agentes suspensores (mejoran la suspensión de los colorantes en el esmalte), diluyentes (ayudan a que se consiga el aspecto deseado en la uña), agentes tixotrópicos (regulan la viscosidad para que al agitar el esmalte se pueda usar), pigmentos y colorantes responsables del color y otros aditivos (para conseguir efectos como fluorescente o nacarado).

A la hora de elegir uno u otro pintauñas, el gusto personal es un factor decisivo, pero también hay que tener en cuenta que algunas marcas se esfuerzan por conseguir que sus esmaltes sean más duraderos, contengan unos pigmentos originales o una composición única, que permita pintar las uñas con formas o efectos novedosos. Respecto al posible daño que estos productos pueden hacer a las uñas, el esmalte en realidad las protege, manteniendo la hidratación de las mismas.

Una respuesta a “¿Qué componentes llevan los productos de maquillaje?”

Comentarios cerrados.