Saltar al contenido

Refranes del mes de julio 2018

En julio es gran tabarra, el canto de la cigarra.
En julio al mucho calor, ajo blanco y melón.
En julio el melón echa dulzor.
En julio, el melón echa color.
En julio, el melón echa sabor.

Dice el labrador al trigo: para julio te espero, amigo.
Comienza julio con las hoces en el puño.
Junio y julio, la hoz en el puño.
En abril, espigado; en mayo, granado; en junio, segado; en julio, trillado, y en agosto, encamarado.
Viene mayo con sus rosas, junio con sus claveles y julio con sus espigas hermosas.
El que en julio, no trilla en agosto no agavilla.
El que en julio, no trilla en agosto no gavilla.
En julio es mi trigo y en agosto el de mi amigo.
Julio triguero, septiembre uvero.
Julio abrasado, trigo seco y blando.

Por mucho que quiera ser, en julio poco ha de llover.
Julio caliente, quema al más valiente.
Julio normal, seca el manantial.
En julio, beber y sudar y en el balde el fresco buscar.
Un ratico al sol y otro a la sombra, para pasar julio de la forma más cómoda.
En julio, ¿dónde anda el mozo? En la acequia o en el pozo.
En julio, el mozo en la acequia o en el pozo.
Por San Fermín, el calor no tiene fin.
Por Santiago, los calores te agobiaran en un mar de sudores.
Julio y agosto cada uno como el otro.
Quien trabaja en julio, trabaja con orgullo.
Julio calorero, llena bodega y granero.
En julio, agua viene y toalla va, y el verano ya pasará.

Aunque raras, muy violentas son por julio las tormentas.
En julio gran tormenta mucho espanta pero pronto escampa.
La lluvia de San Fermín, en unas horas da fin.

Julio es todo día: los viejos y jóvenes tienen más vida.
Por San Fermín, mocicas a la fiesta, abuelos a la siesta.

La lluvia de julio hace madera.
Si en julio llueve, renace la hierba y el trigo se pierde.
En julio de la uva empieza el zumo.
Junio, julio y agosto, ni col, ni mujer ni mosto.
Julio, lo verde y lo maduro.
Que te bendiga julio, si mayo no pudo.
Julio anormal, será todo manantial.
Julio, el mes más corto cuando hay peculio.
Julio, la carreta y el yugo.
Julio los prepara y agosto se los lleva.
Si en julio no truena, hambre en la aldea.
Si en julio vienen solanos se va el fruto de las manos.
Si quieres buenos nabos, por julio has de sembrarlos.
En julio la hoz al puño, para probar, que no para segar.