Receta: Un sencillo programa Detox

Durante el largo proceso de la digestión gastamos una energía considerable. Cuando dejamos de comer alimentos sólidos, nuestros órganos ya no se someten a tanto esfuerzo y nuestra sangre y nuestra energía quedan entonces libres para llegar al cerebro, al hígado, a la piel, etc. Ese momento es, en cierto modo, como unas vacaciones para el organismo, que puede centrarse así en los problemas que habitualmente desdeñamos: eliminar toxinas y, por fin, descansar.

No intentes este programa detox si tienes menos de 16 años, durante el embarazo o la lactancia, si tienes problemas de salud o si estas bajo tratamiento médico. Si tienes dudas al respecto consulta con un médico antes de empezar.

¿Qué hacer antes de un programa Detox?

Si decides seguir un programa Detox, deberías de prescindir de ciertos alimentos y sustancias como la cafeína, el alcohol, la nicotina, el azúcar refinado, los productos animales y el trigo unos días antes. Así te resultará más fácil tomar solamente alimentos crudos, caldos, zumos y smoothies y mucha agua.

¿Qué hacer durante?

Consume zumos al menos cada una o dos horas a fin de que tu cuerpo absorba nutrientes de forma continua. Bebe regularmente agua o tisanas. Abrígate bien durante la cura detox, porque te arriesgas a tener algo más de frío que de costumbre. Toma tiempo para descansar; tu cuerpo lo necesitará. Tras los primeros días de gran detoxificación, cuando hayas asimilado cantidades de nutrientes, tendrás la mente muy despejada y experimentarás una impresión de ligereza y una sensación de euforia natural. No tendrás dificultad para dormir, tu sueño será profundo, te levantarás fácilmente por la mañana y no notarás la fatiga durante la jornada. Estarás lleno de energía, tendrás buen aspecto y una mirada brillante, tu peso se equilibrará y sentirás que gozas de plena salud.

¿Y después de un programa Detox?

Es importante no interrumpir bruscamente la cura detox. El primer día más vale limitarse a las sopas y los smoothies. Al cabo de unos días, sigue evitando los productos que suprimiste antes del comienzo de este programa y reintroduce estos progresivamente en tu régimen alimenticio.