Saltar al contenido

Cómo elegir un producto

Vivimos rodeados de productos. Cuando vamos a una tienda o a un supermercado, tenemos que decidir entre numerosos artículos que, aparentemente, se parecen mucho entre sí. Por lo tanto, cuando echamos productos al carrito de la compra, en realidad lo estamos llenando de decisiones. Éstas se verán influenciadas por lo que creemos que es mejor para nosotros, ya sea por su comodidad, por su precio o por sus propiedades. Sin embargo, muchas veces, la falta de conocimiento nos provoca una inevitable indecisión e incluso nos puede hacer elegir un producto poco apropiado sin darnos cuenta.

Éste es el motivo por el que nace No es lo mismo. Si cogemos dos productos, uno en cada mano, deberíamos ser capaces de distinguir qué es más beneficioso y adecuado para nuestra salud. Normalmente, solemos pensar que si algo es más barato es de peor calidad, pero dicha calidad no la determina el precio, sino las propiedades de cada producto. Así, para no perdernos cuando leamos la etiqueta de un producto, vamos a ver paso por paso en qué tenemos que fijarnos. Analizaremos productos de higiene y belleza, de hogar y limpieza, de alimentación y de maternidad y bebés, para desglosar de cada apartado todo lo que tenemos que saber sobre los productos específicos dentro de cada sección.

Al final, con unas pautas básicas y algo de información sobre componentes e ingredientes beneficiosos y perjudiciales, podremos hacer una compra de forma inteligente, sin dejar al azar decisiones que, a corto o largo plazo, pueden dañar nuestra salud. ¿Cómo debes leer las etiquetas de los productos? ¿Cuáles son los trucos publicitarios más habituales que podríamos evitar? ¡Toma nota!