Saltar al contenido

Tras la muerte de Charles Manson, a los 83 años, así están los asesinos de ‘La Familia’

El gurú estadounidense Charles Manson, que fue responsable del asesinato de la primera esposa de Roman Polanski, Sharon Tate, murió el domingo 19 de noviembre a los 83 años, A fines de la década de 1960, Manson instó a sus seguidores, en su mayoría mujeres jóvenes, a asesinar a siete personas como parte de un plan para provocar conflictos raciales. Ahora, el asesino de la esvástica tatuada que fue trasladado a un hospital en Bakersfield, California, el jueves, ha fallecido.

Charles Manson había sido hospitalizado en enero para ser operado de un problema intestinal y una hemorragia interna, pero se le consideró recuperado y regresó a la cárcel.

En una espiral de violencia que desencadenaron durante el 8 y el 9 de agosto de 1969 varios de los integrantes de una secta que se conocía como la “Familia Manson”, asesinaron en Los Ángeles, California, a siete personas, incluida a la actriz Sharon Tate, esposa del famoso director de cine Roman Polanski.

El psicópata había formado una comunidad en el desierto de California durante la década de 1960, ‘la familia Manson’. Se presentaba a sí mismo como la reencarnación de Cristo y fomentó la serie de asesinatos para provocar el advenimiento de una lucha racial entre blancos y negros.

Sharon Tate, que tenía 26 años, y estaba embarazada de ocho meses, fue asesinada con 16 heridas de arma blanca el 9 de agosto de 1969, en la villa donde vivía con Roman Polanski en el área de Benedict Canyon, en Los Ángeles. Cuatro de los amigos de la pareja también fueron apuñalados ese día por los fanáticos de Manson, quienes habían pintado con sangre la palabra “Cerdo” en la puerta de la casa de la pareja. Roman Polanski estaba entonces en Europa.

La noche siguiente, los seguidores de Manson continuaron con su ‘paseo’ mortal asesinando a dos personas más. Si Charles Manson no mató personalmente a sus víctimas, fue declarado culpable de cometer los crímenes. También fue declarado culpable de ordenar el asesinato de otros dos en el verano de 1969.

En su juicio, los fiscales argumentan que Manson creía que los asesinatos desencadenarían una guerra racial que llamó “Helter Skelter” y creían que las letras del “Álbum blanco” de los Beatles, incluida una canción del mismo nombre, contenían mensajes codificados que lo describían.

Charles Manson fue condenado a muerte, pero su sentencia se conmutó por cadena perpetua cuando la Corte Suprema de California abolió la pena capital en el estado, en 1972. “El propio nombre de Manson se ha convertido en sinónimo de maldad“, declaró a Los Ángeles Times en 1994 el fiscal, Vincent Bugliosi, encargado de haber investigado el caso de la masacre de Sharon Tate.

A fines de 2014, Manson presentó una solicitud de autorización para casarse con Afton Elaine Burton, una mujer de 26 años. Anteriormente había presentado, en 2012, otra solicitud de liberación anticipada, que había sido denegada.

La Familia Manson

Manson había enviado a los miembros de su culto, conocido como “la familia”, a la casa de Sharon Tate en agosto de 1969 con instrucciones de matar a todos allí. La noche siguiente, ordenó los asesinatos del tendero Leno LaBianca y su esposa Rosemary.

Pese a ser la figura fundamental y el líder de la secta, Charles Manson no fue el autor material de los asesinatos. De hecho, ni siquiera estuvo presente cuando ocurrieron varios de ellos.

Los crímenes fueron perpetrados por los otros miembros de ‘la familia’, a quienes Manson había reclutado durante dos años y que vivían en un rancho abandonado cerca de Los Ángeles: Charles Watson, Patricia Krenwinkel, Susan Atkins, Leslie Van Houten y Linda Kasabian, que hacía las veces de conductora y no se bajó del coche. Fue un testigo clave y salió absuelta.

Susan Atkins.

Tenía entonces de 21 años, y fue declarada culpable en ocho de los asesinatos de la Familia Manson. Atkins confesó haber matado personalmente a la actriz embarazada Sharon Tate, quien fue apuñalada y ahorcada repetidas veces.

Cuando se le preguntó en una audiencia de libertad condicional de 1993 sobre las últimas palabras de Tate, según Los Angeles Times, Atkins dijo: “Ella me pidió que dejara con vida al bebé, pero le dije que no tenía piedad de ella”.

Y en prisión aseguró que había “saboreado su sangre y la había utilizado también para escribir en una puerta la palabra Cerdo”.

Atkins fue capturada junto a los miembros de la familia Manson por un caso de robo de coches.

Durante su estancia en la cárcel experimentó un cambio profundo. Se convirtió al cristianismo, y acabó siendo una líder espiritual dentro de la prisión, donde desarrollaba una gran actividad de caridad.

Pese a su cambio, la libertad condicional le fue negada 13 veces y murió de un tumor cerebral en 2009 en la prisión de mujeres de Chowchilla, California, a los 61 años.

Según los informes del personal de la prisión y los empleados del clero elogiaron el comportamiento de Atkins durante sus años tras las rejas, y el fiscal principal de Manson, Vincent Bugliosi, dijo a Los Angeles Times que había hecho esfuerzos para rehabilitarse y había renunciado a Manson antes de su muerte.

Patricia Krenwinkel

Krenwinkel confesó que apuñaló a muerte a una de las víctimas de asesinato de la familia Manson, la heredera del café Abigail Folger, el 9 de agosto de 1969. También supuestamente participó en los asesinatos de Leno y Rosemary LaBianca la noche siguiente, y reconoció ser la autora de la pintada, con sangre, que decía “Healter Skealter”.

Durante el juicio se hizo ‘famosa’ por la manera en que se vestía con ropa brillante y llamativa, como de fiesta, junto a las otras dos mujeres del clan, con quienes llegaban siempre cogidas de la mano.

Al parecer también sufrió una transformación entre rejas y los guardias la han llegado a definir como “una presa modelo que está involucrada en programas de rehabilitación”.

Tiene 69 años y le han negado la libertad condicional en 13 ocasiones. Y actualmente es la mujer encarcelada durante más tiempo en el sistema penitenciario de California, junto con Leslie Van Houten.

Charles ‘Tex’ Watson

Hay quien define la matanza como una atrocidad que “Manson planificó y Watson ejecutó. Y de Charles ‘Tex’ Watson, de 24 años, dijo la miembro de ‘la familia’ Susan Atkins que entró a la casa de la víctima diciendo: “Soy el diablo, y estoy aquí para hacer las cosas del diablo”.

Su libro, “¿Morirás por mí?”, Describe la noche de los asesinatos y dice que él fue el principal asesino de la masacre.

A Watson se le negó la libertad condicional en octubre de 2016. La hermana de Sharon Tate, Debra Tate, instó al panel de comisionados de libertad condicional a rechazar la libertad del hombre al que llamó “el asesino más activo y más prolífico de la familia Manson”. Y aseguraba ante el tribunal que “todas estas personas fueron consideradas sociópatas o psicópatas en el pasado y eso no se cura. No pueden ser rehabilitados”.

En la prisión no perdió el tiempo: se convirtió en ministro de una iglesia protestante, se casó, se divorció y tuvo cuatro hijos.

Pero en la cárcel de Mule Creek, donde está encerrado desde 1973, no ha habido ni una queja disciplinaria contra él. Pero se le ha negado la libertad condicional en 17 ocasiones.

Leslie Van Houten

Fue la seguidora más joven de Manson que participó en los asesinatos. Y aunque no participó en el asesinato de Sharon Tate, ayudó en el asesinato de Leno y Rosemary LaBianca al día siguiente.

Porque fue llevada por el propio Manson a la residencia del matrimonio LaBianca, y según declararon los testigos, Van Houten fue hallada culpable del delito de conspiración para matar.

En los documentos del juicio se puede leer cómo Van Houten sostuvo a la mujer de la pareja, Rosemary, para que otro miembro de ‘la familia’ la apuñalara varias veces.

Durante las audiencias de libertad condicional ha dicho que se arrepiente “de haber formado parte de esos horrendos crímenes“.

Linda Kasabian

Ella actuó como conductor y vigía durante los asesinatos. Tenía 20 años y su actividad fundamental fue conducir el coche, porque era la única que tenía carnet, y fue testigo de todo lo que ocurría.

De acuerdo a su testimonio, Kasabian intentó detener la masacre una vez se dio cuenta de lo que estaban haciendo sus compañeros.

En el juicio, testificó durante 18 días como testigo de la acusación, y a cambio de su testimonio clave, a Kasabian se le ofreció inmunidad penal.

El fiscal Vincent Bugliosi dijo al periódico The Guardian en Londres en 2009: “Estuvo de pie en el estrado de los testigos durante 17 o 18 días y nunca se derrumbó, a pesar de la increíble presión que sufría. Dudo que hubiéramos condenado a Manson sin ella”.
Hoy tiene 68 años y vive en el estado de New Hampshire.

Steven “Clem” Grogan, Mary Brunner

Steven “Clem” Grogan fue declarado culpable del asesinato, en agosto de 1969, en el rancho de Spahn Donald “Shorty” Shea, a quien Charles Manson supuestamente apodó soplón. Grogran fue condenado en 1971 pero salió en libertad condicional en 1985, después de ayudar a las autoridades a localizar el cuerpo de Shea.

Mary Brunner fue la primera seguidora de Manson y la madre de su hijo. Según los informes, recibió inmunidad por su testimonio en el asesinato de Gary Hinman en 1969, pero luego pasó un tiempo en la cárcel después de haber sido declarada culpable junto con varios otros miembros de la familia en un robo en una tienda de armas.

Bobby Beausoleil

Robert “Bobby” Beausoleil fue condenado en agosto de 1969 por el asesinato de Gary Hinman, músico y conocido de Charles Manson, después de que Manson presuntamente ordenó el asesinato por una deuda.

Beausoleil no estuvo implicado en la noche de terror durante la que se produjeron los asesinatos de siete personas, incluidas Sharon Tate y LaBianca.

Beausoleil fue transferido en 1994 a la Penitenciaría del Estado de Oregon en Salem, a petición suya, después de que se casó con una mujer de Oregón mientras estaba en la cárcel. Y más tarde engendró cuatro hijos.

En 2015 cambió a la instalación médica de California en Vacaville, al sureste de Sacramento, después del fallecimiento de su esposa. Tuvo una infracción disciplinaria en la prisión de Oregón.
Los fiscales del condado de Los Ángeles dijeron que debería permanecer preso por la naturaleza atroz del crimen que cometió, y porque sigue siendo peligroso.

Lynette “Squeaky” Fromme

La seguidora de Manson Lynette “Squeaky” Fromme no estuvo implicada en los asesinatos de la Familia Manson en 1969, pero según los informes se mantuvo en vigilia fuera del juicio y se talló una “X” en su frente en solidaridad con el líder de la secta.

Fromme fue arrestada en 1975, cuando intentó asesinar al presidente Gerald Ford mientras caminaba desde su hotel hasta el edificio del Capitolio del Estado en Sacramento, California. Y fue condenada por intento de asesinato y consiguió la libertad condicional en 2009, después de cumplir 34 años de prisión.

Bruce Davis

Davis fue condenado por los asesinatos de 1969 del músico Gary Hinman y el doble de acción Donald “Shorty” Shea. No estuvo involucrado en los asesinatos más notorios de la actriz Sharon Tate y otras seis personas.

Desde su condena, Davis se convirtió en un cristiano nacido de nuevo, obtuvo un doctorado en filosofía de la religión y ministra a otros reclusos, según un informe de The Guardian.