Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Así son los junior de oro españoles: Alejandro, campeón de Wimbledon, y Nicolás, subcampeón de Roland Garros

Alejandro Davidovich y Nicolás Kuhn. Flamante campeón junior de Wimbledon este fin de semana, el primero, y subcampeón junior de Roland Garros hace poco más de un mes, el segundo. Ambos tienen 17 años y son españoles de bandera y de corazón. Uno, Davidovich, nació en Málaga, de ascendencia rusa. Y el otro, Kuhn, hijo de alemanes, llegó a Torrevieja con sólo tres meses de edad y anunció en diciembre que quiere defender la bandera de España en competiciones internacionales.

De los dos niños prodigio del tenis español hoy suena más Davidovich, tras conseguir una victoria que no lograba un español desde que hace 50 años el entonces junior Manolo Orantes ganó en la hierba de Winbledon. No era un triunfo esperado porque el malagueño casi no había ni entrenado sobre hierba, pero fue una victoria muy esperanzadora. Porque si Alex Davidovich es capaz de ‘domar’ a su cabeza puede ser un potencial campeón. Y está trabajando de firme.

El otro, Nicola Kuhn, nueve meses más joven que Alejandro, suena con más fuerza. Y consiguió ganar el pasado sábado su primer Challenger en Braunschweig (Alemania), lo que le convirtió en el decimoquinto tenista más joven de la historia (con 17 años y tres meses) en ganar un Challenger, superando en esta clasificación a jugadores de la talla de Nadal, Djokovic o Safin. Y ya está entre los 250 mejores jugadores del mundo.

Alejandro Davidovich

Pero estos días el centro de atención es Davidovich, que tras su triunfo en Wimbledon soñaba con compartir la cena de campeones con Federer y Garbiñe, y su única preocupación era que “espero no tener que bailar”.

Sobre si en su corazón mandan sus apellidos rusos o su nacimiento español, en Málaga, no tiene dudas: “Me siento más español que… soy muy, muy español”.

Lo que sí parece tener este joven de 17 años son los pies sobre la tierra: “si me lo creo será malo. Pueden pasar muchísimas cosas de aquí a que consiga entrar en el top 100 mundial. Una lesión… cualquier cosa puede dar al traste con todo, así que tengo que vivir el día a día y trabajar muy duro”.

Para identificar a su mayor enemigo no tiene duda alguna: La cabeza. “Yo antes tenía muchos altibajos. Ganaba un torneo y luego perdía las siguientes semanas, pero hemos trabajado mucho en eso desde el año pasado y cuando he llegado aquí sólo pensaba en ganar, ganar y ganar. Entraba en la pista y sólo pensaba en ganar. Ha sido un cambio radical en mi cabeza y ahora creo que puedo hacer grandes cosas.

Sobre su vida no tiene demasiado que contar: “No hago nada en mi tiempo libre porque casi no lo tengo. Termino muy tarde de entrenar, llego a casa y solo quiero comer y dormir. No quiero hacer otra cosa».

Cono es habitual entre los grandes deportistas, adora casi todos los deportes “sobre todo el fútbol. Soy un fanático del fútbol” y se declara fan de la selección española.

Nicola Kuhn

De Nicola Kuhn ya hablaban maravillas cuando apenas había cumplido los 16 años. Es discípulo de la escuela de Juan Carlos Ferrero y Tony Martínez Cascales en Villena. Alicante.

Nacido en marzo de 2000 en Alemania, Kuhn se trasladó con su familia a Torrevieja cuando sólo tenía tres meses, y vive en España desde entonces. Aunque hasta ahora representaba a Alemania, en diciembre último anunció que quería jugar con España porque “llevo desde niño viviendo aquí y siempre me ha hecho ilusión jugar por mi país”.

Kuhn ocupa el puesto 47 del ránking mundial Sub 18, y ya sabe lo que es tener su primer punto ATP, lo que le ha convertido en una de las mayores promesas del tenis mundial en categoría masculina.

Además, su presente y futuro están muy bien cuidado en la ‘Juan Carlos Ferrero Equelite Sport Academy,’ donde está desde 2012 y donde se entrena siete horas diarias, en las que trabaja su tenis, físico y psicología. Pero la labor de sus formadores no se limita al tenis, ya que le exigen y le ayudan a que continúe con sus estudios.

Kuhn ha sido campeón del mundo sub 10 y sub 12, y subcampeón mundial sub 14.