¿Cómo se contagia la varicela?

Autor: Enzo Argüelles | 22 abril, 2018
Tiempo de lectura: 3 minutos

Esto es lo que necesitas saber:

Revisión médica: Doctor Miguel Ángel Delgado

La varicela es una enfermedad exantemática muy contagiosa, muy frecuente en la infancia, producida por el virus varicela-zóster, generalmente benigna, aunque ocasionalmente puede presentar complicaciones, sólo se pasa una vez en la vida.

Afecta a menores de 15 años en el 85% de los casos, la incidencia es mayor en invierno y primavera.

Causas y síntomas

El virus se transmite de persona a persona con gran facilidad por vía aérea a través de la gotitas que se expulsan al hablar, toser o estornudar o por contacto directo con las lesiones cutáneas. El contagio ocurre desde 1-2 días antes de que aparezcan las lesiones cutáneas hasta que todas las lesiones se encuentran en la fase de costra.

El tiempo que transcurre desde un posible contagio hasta que aparecen los síntomas (periodo de incubación) oscila entre 10 y 20 días. Inicialmente aparece sensación de malestar con molestias faríngeas y febrícula que dura 2 o 3 días (pródromos), posteriormente el exantema, primero múltiples pápulas eritematosas en cara, tronco y cuero cabelludo, que luego se elevan transformándose en vesículas y posteriormente en costras que se desaparecerán en aproximadamente 2 semanas, generalmente sin cicatrices. Las lesiones pican mucho, y se acompañan fiebre, malestar general, dolor de cabeza y pérdida de apetito.

Las complicaciones ocurren en menos del 15% de los casos. Son más frecuentes en adultos no inmunizados por no haber sido vacunados o por no haber pasado la varicela en la infancia; en niños con la inmunidad disminuida y en embarazadas. Las más frecuentes son sobreinfecciones bacterianas de las lesiones de la piel, en otras ocasiones puede ser causa de neumonía, otitis y de forma mucho más excepcional alteraciones neurológicas.

Una vez pasada la varicela el virus suele permanecer inactivo en los ganglios de las raíces dorsales de la médula espinal. Otra posible complicación es que ese virus inactivo se reactive ante determinadas situaciones de estrés, ocasionando un herpes zóster, erupción cutánea dolorosa que suele afectar a adultos.

Tratamiento

Se recomienda tratamiento sintomático: si fiebre antitérmicos como paracetamol, si picor lociones calmantes, duchas o baños con jabón suave (gel de avena), evitar el rascado y valorar fármacos antihistamínicos.

Procurar no contagiar a otros no asistiendo al colegio o guardería hasta que las lesiones estén secas (aproximadamente a la semana). En pacientes con inmunidad disminuida o varicela complicada los médicos que traten al paciente pautarán tratamiento farmacológico antivírico

Prevención

Existen vacunas que la previenen o hacen que sea muy leve. Países donde se lleva mucho vacunando han observado una disminución del 90% de la incidencia e importante disminución de complicaciones y mortalidad por varicela.

En la actualidad en nuestro país la Asociación Española de Pediatría recomienda vacunar con dos dosis (a los 12 meses y a los 2 años); el Estado cubre la vacunación con dos dosis a los 12 años a los niños que no hayan pasado la varicela o no hayan sido previamente vacunados.

Más artículos de Salud

Más artículos de Salud