Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Covid-19 llega a lo más alto de la tierra: infecta a varios escaladores en el Everest

21 abril, 2021

El coronavirus SARS-Cov-2 ya está en el techo del mundo. Los médicos han confirmado hoy miércoles los primeros casos de Covid-19 entre los escaladores que intentan alcanzar la cima del Monte Everest.

Varios escaladores han dado positivo en el Hospital CIWEC en Katmandú, la capital de Nepal, después de haber sido trasladados en avión en los últimos días desde el campamento base del Everest, tal y como ha declarado hoy mismo el director médico del hospital, Prativa Pandey.

El campamento base del Everest es el lugar donde se reúnen las diferentes expediciones y pasan unos dos meses aclimatándose a la altura en espera de que llegue el momento ideal para iniciar el camino de la cumbre más alta de la tierra, a 8.849 metros de altura.

Este campamento está situado nada menos que a 5.300 metros de altura, casi al límite de lo que el cuerpo humano puede considerar aceptable sin entrar en problemas. Y allí es donde ahora mismo centran sus esfuerzos las autoridades médicas para intentar que los grupos de escaladores no se mezclen entre sí.

«Lo estamos discutiendo con el Ministerio de Salud para ver qué podemos hacer por la seguridad de los escaladores y el personal que ahora se encuentra en el campamento base», dijo el Dr. Pandey.

Nepal había reabierto el Everest y otros siete picos de más de 8.000 metros a un pequeño número de montañeros con la esperanza de reiniciar su sector turístico tras un año de parada por la pandemia.

Como medida de protección para evitar un brote, el gobierno de Nepal estableció una unidad de atención médica temporal a gran altitud en el campamento base, y los sanitarios examinan regularmente a los escaladores para detectar el coronavirus.

Además, y por si no fuese bastante complicado respirar en esa altura, las autoridades han exigido mascarilla y distanciamiento social, y dijeron que los escaladores sospechosos de estar infectados serían inmediatamente desalojados en avión al hospital para realizar pruebas y aislarlos.

Un médico de los que están destinados en el campamento base dijo que tres escaladores extranjeros fueron trasladados en avión a Katmandú este mes después de quejarse de síntomas similares a los de la Covid-19.

Más tarde se enteró de que al menos uno dio positivo. Y el mismo médico aseguró a The New York Times que otros escaladores han desarrollado síntomas similares, por lo que también fueron trasladados a Katmandú para realizar pruebas, aunque desconoce el resultado de la analítica.

Las expediciones seguirán

Mingma Sherpa, presidente de Seven Summit Treks, el operador de expedición más grande de Nepal, dijo que los intentos de escalar el Everest continuarían incluso si algunos escaladores hubiesen dado positivo y se probase que están infectados con el virus.

«Las expediciones no se cancelarán», dijo. «No tiene sentido regresar o dejar de escalar después de llegar hasta el campamento base». Y aunque ahora extremarán todas las medidas de precaución, confían en que se mantengan todos los montañeros e espera de que la montaña más alta de la tierra abra una de esas pocas ventanas en las que se puede intentar el asalto a su cumbre.

En cualquier caso es una señal preocupante para el enorme esfuerzo que está realizando Nepal para reabrir su principal fuente de ingresos, que es la industria del turismo a gran altitud, con sus montañas por encima de los ocho mil metros de altura.