Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Definición de Adicción – Qué es, Significado y Concepto

Una adicción es la repetición continua de un hábito pese a las consecuencias negativas que pueda traer consigo. Las más comúnes suelen ser las drogas, el alcohol, la adicción al ejercicio, al sexo a la comida y a las apuestas.

Las señales clásicas de una adicción son la incapacidad para controlar cantidades o tiempos dedicados a la actividad o producto al que se es adicto, el aislamiento de las actividades cotidianas, el uso continuo a pesar de la aparición de consecuencias físicas y emocionales y la negación de que se posee una adicción.

El adicto puede exhibir también patrones de conducta erráctica y la sensación de recompensa cuando la adicción es satisfecha.

La adicción no solo se limita a requerir repetir un hábito de forma continuada, sino que, en el largo plazo, genera una condición conocida como dependencia psicológica, mediante la cual el cuerpo debe ajustarse a la adicción incorporándola dentro de las funciones normales del sistema.

Esto implica que, una vez que se es adicto, el cuerpo comenzará a requerir dosis cada vez mayores del hábito en cuestión para generar la misma sensación de euforia o alegría. Por ejemplo, los adictos a las drogas se vuelven resistentes a dosis pequeñas de la sustancia, mientras que los adictos al juego requieren apostar más dinero por mayor tiempo para sentirse satisfechos en el corto plazo.

Una vez que existe una situación de dependencia psicológica y el adicto decide reducir las dosis o dejar el hábito por completo, la abstinencia puede provocar episodios de ansiedad, irritabilidad, alucinaciones, dolores de cabeza, dificultad para concentrarse, dolores de cabeza y deseos bastante intensos por aumentar la dosis o volver a consumir la sustancia.

Existen varios tratamientos distintos para quienes han reconocido que son adictos a algun hábito. Estos van desde terapias grupales con otros adictos hasta tratamientos médicos controlados. De cualquier manera, dependiendo de lo severa que sea la adicción, la recuperación puede un proceso largo, complicado y hasta frustrante para el afectado y sus personas cercanas.