Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Diferencia entre costo y precio

Los términos costo y precio a menudo son considerados sinónimos. Aunque estas dos palabras se refieran a medidas de valor monetario o económico, son sustanciales sus diferencias; las cuales se explican a continuación.

El costo engloba el esfuerzo económico o desembolso dinerario en el que incurre un empresario para producir sus bienes o servicios.

Los costos de producción se generan mediante la sumatoria de gastos corporativos como materias primas, estructura (local, nave industrial), mano de obra, otros materiales (como los gastables de administración), servicios básicos (electricidad, agua), entre otros que se puedan añadir (amortizaciones, intereses de deuda).

Por ejemplo: se parte del simple supuesto de que producir un plato de yuca con pollo se componga de media libra de pollo, que cuenta 20 pesos, media libra de yuca, que vale 8 pesos, el plato desechable, que se consigue en 0.50 centavos de peso y que los gastos de cocinarlo alcanzan los 5 pesos. En estas circunstancias, el referido platillo tiene un costo para el empresario de 33.50 pesos.

La economía de mercado, en teoría, fija el valor de los insumos por medio de las presiones que ejercen los que ofertan y los que demandan. Esto indica que si coexiste una cantidad considerable de demandantes y pocos ofertantes, el valor del bien/servicio sube, en caso contrario, el valor del bien/servicio disminuye.

Pues a este valor resultante de las presiones del mercado abierto (donde hay oferta y demanda) se le conoce como precio. Un producto/servicio vale en el mercado en proporción a su escasez o disponibilidad y en función a qué tan necesitado/deseado es.

Volvamos al ejemplo del plato de yuca y pollo con un costo de 33.50 pesos. Con fines de operar, el empresario procura vender el alimento a un precio por encima del costo señalado. Sin embargo, quizás no pueda comercializarlo a más de 38 pesos, porque a su alrededor a otras opciones para almorzar, lo que le obliga a mantener “un precio competitivo”.

Por otro lado, probablemente no haya otro sitio para almorzar a varios kilómetros a la redonda, lo que le permita al empresario en cuestión vender el platillo a 50 pesos. En el primer caso, aumentar el precio de forma desorbitada le pudo alejar a los clientes, en el segundo caso, hubo una clientela más cautiva que adquirió el bien con un “sobreprecio” de 12 pesos en comparación con la primera situación.

De allí es posible definir el precio como el valor en el que acuerdan los que ofertan y los que demandan para asignar a un bien/servicio. Esto se plantea de tal manera, contando con una situación de competencia perfecta, de modo que se simplifique el ejemplo.

El margen sobre el producto es lo que queda cuando se restan el precio y el costo, el éxito de un empresario será mayor, cuanto más grande sea esta resta.

Continuando con el ejemplo del plato de yuca y pollo, suponiendo que el costo de ambos sea 33.50 pesos, en el caso de que el precio sea de 38 pesos, la compañía maneja un margen de 4.50 pesos. Del mismo lado, el margen es de 16.50 pesos, cuando el precio es de 50 pesos. Esto indica que, en apariencia, el segundo empresario es más exitoso que el primero.

Queda explicada la diferencia entre costo y precio.