En California los salmones se están cociendo… antes de que los pesquen

La temperatura del agua está amenazando a la población de salmón Chinook, que además es una especie en peligro de extinción en el río Sacramento. La situación es tan dramática que el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California está hablando de una "pérdida casi completa" de salmones jóvenes.
Autor: Cristian G | 26 julio, 2021
Tiempo de lectura: 2 minutos

Estados Unidos y Canadá continúan sufriendo una ola de calor sin precedentes que ha disparado las temperaturas ambientales, desencadenando incendios, provocando sequías y hasta calentando los ríos.

Y es que el agua del río Sacramento, que fluye durante más de 400 millas desde las montañas del norte, está llegando a rozar los 38 grados centígrados en algunas zonas, lo que impide a los salmones crecer y los más jóvenes no soportan el calor y se mueren.

Lo definió perfectamente Jordan Traverso, portavoz del Departamento de Vida Silvestre y Pesca de California, al afirmar que la zona está sufriendo “un conjunto extremo de eventos climáticos en cascada que nos empujan a esta situación de crisis”.

Ahora, para salvar a la mayor cantidad posible de especímenes, las autoridades se han puesto manos a la obra con el objetivo de transportar millones de salmones juveniles a la bahía de San Pablo, la bahía de San Francisco y otros corrales de redes costeros en los últimos días.

Los camiones cargados de peces y su seleccionado destino confían en «asegurar el más alto nivel de supervivencia para los salmones jóvenes en su peligroso viaje» al Océano Pacífico.

La portavoz de la Agencia de Recursos Naturales de California, Lisa Lien-Mager, lo explicó con las siguientes palabras: “El calor extremo y la falta casi récord de precipitaciones están ejerciendo un estrés sin precedentes en los ecosistemas y las especies, incluido nuestro icónico salmón Chinook”.

“Los desafíos son grandes, pero este año nos enfrentamos a la amenaza de la muerte total de los salmones Chinook jóvenes que han sido criados en invierno en el río. Por eso estamos trabajando arduamente para mitigar ese riesgo”.

Pero los salmones no son los únicos animales marinos que están muriendo este verano por culpa de las temperaturas. Las sucesivas olas de calor veraniegas que afectan el oeste de Estados Unidos y Canadá ya se consideran responsables de la muerte de cientos de millones de especímenes diferentes.

Más artículos de Ecología

Más artículos de Ecología