¿Cómo se pueden evitar las agujetas? ¿Cómo puedo hacer para que me duelan menos?

Autor: Enzo Argüelles | 21 enero, 2018
Tiempo de lectura: 45 segundos

Revisión médica: Doctora Raquel de Lucas Matarranz

La única prevención posible de las agujetas, es realizar el ejercicio físico a una intensidad adecuada para nuestro cuerpo.

Cuando hacemos un ejercicio para el que no estamos preparados, se producen micro roturas de fibras (pequeñitas roturas de las células musculares) que son las responsables del dolor. Por ello, lo más adecuado es el aumento progresivo de la carga de trabajo o de la intensidad de la práctica deportiva, para dar tiempo a los músculos a irse aclimatando y adaptando a ese ejercicio.

Una vez que aparecen las agujetas, lo mejor es utilizar un analgésico o antiinflamatorio suave, tipo paracetamol o ibuprofeno; el hielo en la zona, ayuda bastante; sin olvidar una hidratación y alimentación adecuadas (que ayudarán a la recuperación del sobreesfuerzo). Por supuesto, hay que disminuir la intensidad del ejercicio en las siguientes sesiones y tener siempre presente, que el aumento del mismo debe ser lento y progresivo.

Más artículos de Salud

Más artículos de Salud