Saltar al contenido

Frases de Felicidad

Hay más felicidad en dar que en recibir.

Tomemos el tren que nos lleve a la felicidad.

Los cuatro acuerdos: sé impecable en tus palabras, no te tomes nada personal, nunca hagas suposiciones, siempre da lo mejor de ti y seamos todos felices con estos cuatro acuerdos.

La felicidad es estar satisfecho contigo mismo.

Sólo es feliz aquel que se quiere a si mismo.

Si aprendes a perdonar y a olvidar, vas a encontrar la verdadera felicidad.

La felicidad llega cuando menos la esperas; ¡Aprovéchala! que nada pierdes con tenerla.

La felicidad es olvidarse de los problemas; valorar lo que se tiene y cantar hasta quedar afónicos.

La felicidad esta en ti mismo, si logras encontrarla, harás feliz a muchos más.

Feliz es aquél que se cree una lombriz.

La felicidad no consiste en todo tener, sino en saber sacar lo bueno que te da.

La felicidad es como un pastel, cuando lo tienes lo saboreas, y cuando no, sólo con olerlo basta.

La felicidad cuanto más grande más emocionante se hace.

Las personas felices aceptan las cosas que no tienen remedio, pero luchan por aquellas que tienen solución.

La felicidad no se da ni se regala, sólo se comparte.

Ahora no puedo definir la felicidad, debido a que estoy triste.

La felicidad es un estado pasajero de locura.

Para ser feliz sólo es necesario disfrutar de la vida y no dar importancia a los pequeños problemas que en ella te puedas encontrar.

La felicidad es placer de los sabios.

Felicidad es hacer lo que se desea y desear lo que se hace.

Ser feliz es un lujo concedido sólo a los más ricos.

La felicidad siempre la tienes, siempre ha formado parte de ti, lo importante es que te permitas sentirla.

El Ser humano es feliz en la medida en que es consciente de que posee un talento capaz de transformar la mueca de un dolor ajeno en la sonrisa de una alegría.

No es más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita.

La felicidad es frecuente, no pasa un día en que no estemos un instante en el Paraíso.

La manera más segura de tener paz y felicidad en esta vida y en la venidera es servir al Señor hoy y cada día de nuestra existencia.

La vida no es feliz, sólo tiene momentos felices.

Se feliz porque te lo mereces y porque siempre habrá alguien que se enamorará de tu sonrisa.

La felicidad no es un sentimiento, es una decisión.

La felicidad es algo que nace del corazón, no se compra.

Se feliz con lo que tienes, mientras persigues lo que deseas.

La felicidad esta en vivir cada día, cada instante, con optimismo y a la luz de tus valores, tratando de ser felices junto con los demás.

La felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace.

La felicidad no es obtener lo que se quiere sino desearlo en el momento en que se tiene

No me importa llegar tarde, me duele llegar sólo.

Todos keremos ser felices… pero… ¿alguien sabe en que consiste?

No sueñes con la Felicidad, haz feliz la realidad.

Cuando uno dice que sabe lo que es la felicidad, se puede suponer que la ha perdido.

Cuando quieres que alguien sea feliz, significa que tú tambien lo serás cuando esa persona lo logre, es un sueño en que no piensas en ti mismo si no en la otra persona. Es un sueño especial, poco común.

La felicidad la marca cada instante, cada momento, cada pensamiento.

Sonrie cuando estes triste porque más vale una triste sonrisa que la tristeza de no volver a sonreir.

Quien ama, perdona; quien no ama , olvida; quien quiere ser feliz: ama, perdona y olvida.

La felicidad se obtiene cuando consigues algo que te cuesta trabajo, por eso tienes que esforzarte en conseguirla, aunque si fuera un tonto no tendría que hacer nada. A ver si el tonto voy a ser yo. Si es más fácil conseguir la felicidad siendo tonto, ¿por qué no somos todos tontos? Porque ellos solo van de paso por la vida y no saben apreciar los vaivenes de esta, es decir, que nosotros seremos algo infelices porque siempre habrá algo que deseemos, ¡pero eso le da emoción a la vida¡ ¿o no?

Si no das rienda suelta a tus emociones nadie sabrá cuáles son tus ilusiones.

El dinero no garantiza la felicidad, pero es una buena vía para conseguirla.

Se feliz solo un instante, y ese instante sera tu vida.

El dinero no da la felicidad, la compra ya hecha.

Si estamos en un sitio oscuro y decimos que no hay luz, es porque alguna vez hemos visto luz. Algo parecido pasa con la felicidad.

Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad.

La felicidad consiste simplemente en que el mundo interior de la persona esté en total armonía con el mundo exterior.

La felicidad no es una meta, es un camino.

La felicidad es una actitud. Nadie te la puede dar ni quitar. Ya la tienes, pero estas tan ocupado buscándola, que no tienes tiempo de reconocerla.

La felicidad no es una estación a la que se llega, sino una forma de viajar.

La felicidad se alcanza con la frase.

La felicidad consiste en tener los sueños suficientemente grandes como para no perderlos de vista mientras se consiguen.

Eres feliz en el momento que nunca te preguntas si eres feliz.

Feliz es quién tiene lo que ha deseado, y quiere un ser amado.

El dinero no hace a la felicidad, pero la imita muy bien.

La felicidad está en una maleta. Tú decides si abrirla o no…

Tú no encuentras la felicidad, ella te encuentra a ti; y cuando lo haga, cuídala con todas tus fuerzas ya que una vez lejos no vuelve. Pero no te equivoques, de lo que realmente es la felicidad, algún día lo sabrás aunque pienses que ya la habías perdido.

La felicidad no es hacer lo que te gusta sino que te guste lo que haces.

El problema de la felicidad es que creemos demasiado en ella, es mejor pensar que no tenemos mucha y asi la pérdida siempre será menor.

Pide ser feliz y obtendrás lo contrario.

La felicidad proviene de Dios, pero depende de los humanos saberla vivir y compartir.

La felicidad consiste en amar a nuestros amigos y orar por nuestros enemigos deseándoles siempre lo mejor.

Vivir feliz es vivir… ser infeliz es subsistir…

Aprende a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida y conocerás la felicidad.

La felicidad, como cualquier sentimiento, es química interna, si te acostumbras a esa sustancia, el cuerpo te la pedirá frecuentemente.

Pensé que la felicidad verdadera existía… ahora, me doy cuenta que no.

La felicidad puede ser una expresión del rostro, mas no del alma.

La locura es la exageración de alguno de tus sentimientos.

La felicidad hay que construirla a la medida de cada persona.

La felicidad sólo se alcanza cuando no se desea nada de otras personas, a las que normalmente se odian, es decir casi nunca.

La felicidad está siempre contigo aunque no lo creas, piensa en positivo y mira la vida de diferente forma.

Cuando la felicidad llegó a mi vida pensé que duraría por siempre… hoy que la he perdido, del recuerdo de esos días, me alimento para llegar al final.

La felicidad no consiste en obtener lo que deseas, sino en saber apreciar lo que ya tienes.

La felicidad no es que uno esté feliz sino que los demás sean felices.

La felicidad es una puerta que abre hacia fuera. Sal de ti mismo, date a los demás y ya verás…

Descubrí que estuvo aquí la felicidad por el ruido que hizo al irse…

Feliz es aquel que no se obsesiona por ser feliz.

La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz.

Cuando más feliz estaba sin pensar en el cariño, quiso dios que te quisiera, y te quise con delirio.

La felicidad es la mayor de las alegrías.

La felicidad es la conciencia de la inconciencia.

Las personas más felices no son aquellas que obtienen lo mejor de todo sino aquellas que sacan lo mejor de lo que tienen.

La felicidad es aquello que te alegra el corazón y te alimenta el alma.

La felicidad y el arco iris no se ven nunca sobre la propia casa, sólo sobre la de los demás.

La felicidad es un estado pleno de regocijo cuando el ser experimenta la manifestación de un gozo.

La felicidad no es un estado que se alcanza, es un camino que se recorre.

Sonríe. Aunque la sonrisa sea triste. Porque más triste que la sonrisa triste es la sonrisa de no saber sonreir.