¡Es posible hacer «magia» con los móviles viejos!

Autor: Héctor Díaz Alejo | 25 junio, 2021
Tiempo de lectura: 4 minutos

Con esta basura tecnológica, lo más fácil y perfectamente adecuado es que la llevemos a un punto limpio porque allí se encargarán del manejo de esos residuos.

Pero existe otra posibilidad más enriquecedora: ayudar en la conservación y educación en África gracias al Instituto Jane Goodall.

La iniciativa “Movilízate por la selva” está encaminada al reciclaje de smartphones (o incluso teléfonos más antiguos).

Magia en África con móviles viejos

El Instituto Jane Goodall quiere aumentar el reciclaje y reutilización de materiales de los móviles y crear conciencia de que estos aparatos tienen un gran impacto en el medio ambiente.

Además, con los fondos recaudados con el reciclaje se impulsan proyectos de desarrollo sostenible, educativos y de conservación en África.

La fabricación de los teléfonos móviles requiere de minerales como el coltán. De él se extrae el tántalo, un elemento químico cada vez más necesario en la industria tecnológica y con una demanda creciente.

Entre los principales productores de coltán están Brasil, Canadá y Australia. Pero entre ellos también está la República Democrática del Congo, antiguo Zaire, que cuenta con el 80% de las reservas de coltán del mundo. Sin embargo, lo que para muchos países sería una bendición, para ellos es una pesadilla.

El coltán en la República Democrática del Congo financia guerrillas y explota a las personas. El este del país ni siquiera está bajo su control, en parte por culpa del preciado mineral.

Pero el Coltán también arrasa selvas, poniendo en peligro ecosistemas con especies tan emblemáticas como el chimpancé o el gorila, ambos en peligro de extinción.

Movilízate por la selva

El reciclaje de basura tecnológica contribuiría a reducir el impacto de la minería. Porque si somos capaces de obtener el tántalo de los residuos, conseguiremos que baje la demanda de coltán.

También hay otros materiales necesarios para los móviles como el óxido de estaño, que se obtienen de minerías igualmente contaminantes y dañinas.

El objetivo principal de la campaña Movilízate por la selva consiste en esto: concienciar y sensibilizar sobre la importancia del reciclaje de teléfonos móviles para disminuir el número de minas y sus peligros.

Pero no es su única misión. Con el beneficio que se obtiene con el reciclado de tu móvil viejo, el Instituto Jane Goodall financia proyectos en África encaminados a mejorar la vida de todas las partes.

En el Congo, el Instituto Jane Goodall está a cargo de un centro de recuperación de chimpancés.

Rebeca Atienza, veterinaria graduada en la Universidad Complutense de Madrid, es la directora de este centro que cuenta en la actualidad con más de 150 animales. Y además este proyecto apoya la economía local directamente con empleos, e indirectamente a través del ecoturismo.

El Instituto Jane Goodall también tiene en Senegal campañas de protección y conservación medioambiental. Y en la República Democrática del Congo dan apoyo a escuelas y proyectos educativos y de desarrollo comunitario. Todo esto basado en la sostenibilidad para lograr que nada ni nadie resulte perjudicado.

¿Cómo enviar tu viejo móvil? Es muy sencillo

En la web de la campaña Movilízate por la Selva está toda la información sobre cómo hacerlo.

Pero es tan sencillo como en enviar por Correo tus móviles, adjuntando una etiqueta pre franqueada que puede encontrarse en la web. Y si el envío es de 30 móviles o más, se puede pedir una recogida gratuita a domicilio.

Además, todos los participantes que se registren entran en un sorteo para apadrinar a un chimpancé.
Claro que no podemos llamarnos a engaño, y es un hecho fácil de entender que el reciclaje no es tan perfecto como para lograr que la fabricación de teléfonos móviles tenga un impacto nulo.

Por eso, a pesar de la existencia de estas campañas, lo más sencillo para evitar el daño medioambiental es reducir el consumo. Reparar los teléfonos dañados en lugar de comprar uno nuevo o no dejarnos guiar por las modas a la hora de comprar.

En definitiva, alargar la vida útil de nuestros móviles es la forma más eficaz de ser sostenibles a este respecto.

Más artículos de Tecnología

Más artículos de Tecnología