Impresionante vídeo del momento en que un león marino engancha con la boca a una niña y se la lleva al agua

Autor: Enzo Argüelles | 13 enero, 2018
Tiempo de lectura: 2 minutos

Menudo susto que se ha llevado una niña y su familia cuando un león marino se levantó en el agua, la agarró con la boca y se la llevó. Sólo fue un instante pero seguro que no lo olvida jamás. Como tampoco debería olvidar al hombre que se lanzó, sin dudarlo, en su rescate.

Ocurrió cerca de Vancouver en un muelle de Richmond en el que varios turistas observaban al león marino y le lanzaban migas de pan para atraer su atención y mantenerlo cerca de ellos.

En un momento concreto, el animal se eleva hasta arriba del muelle en lo que parece un intento por agarrar a una niña con vestido de flores, que se lleva un gran susto. Pero pese a que le tiembla la voz en sus gritos, entre risas y miedo, la niña no duda en sentarse en el borde del muelle. Y es ese el momento que el león marino aprovecha para agarrarla del trasero y llevársela al agua.

En cuestión de segundos, un hombre mayor que estaba cerca de ella se lanza al mar sin dudarlo y la agarra a toda velocidad, para izarla hasta el muelle donde otros, probablemente los familiares de la niña, la agarran y la sacan del agua.

Inmediatamente después ayudan también al hombre a salir del agua, y sus familiares le confirman que la niña se encuentra bien.

La escena fue captada en vídeo por un estudiante llamado Michael Fujiwara, que lo subió a youtube. Y en el diario ‘Vancouver Sun’ declaraba: “Estaban dando de comer al león marino y supongo que se puso un poco nervioso… la familia se quedó en estado de shock pero por suerte salió ilesa”.

Algunos expertos en investigación de mamíferos marinos ha dicho que un león marino libre no es un animal de circo y que no son animales preparados para convivir con seres humanos, por lo que hay que ser muy prudentes y no jugar con ellos como si estuviesen en la exhibición de un zoológico.

El profesor Andrew Trites, según publica The Guardian, piensa que el león marino veía el vestido de la niña y debía pensar que era comida, por eso se esforzó en alcanzarla, la agarra y tira de su vestido para llevársela al fondo. Y lo que espera este investigador es que la gente aprenda a no alimentar a los animales salvajes y a mantener la distancia necesaria para no correr riesgos ni poner en riesgo al animal.

Más artículos de Noticias

Más artículos de Noticias