Bezos pone en marcha la primera estación espacial privada

La estación espacial de Bezos se llamará Arrecife Orbital (Orbital Reef), estará "volando" por encima de la Estación Espacial Internacional (ISS) a una altitud de 500 kilómetros, y tendrá capacidad para 10 personas.
Autor: Rocío Díaz | 27 octubre, 2021
Tiempo de lectura: 3 minutos

Jeff Bezos, dueño de Amazon y fundador de la compañía espacial Blue Origin of Amazon, acaba de poner en marcha un plan para establecer una estación privada en el espacio en los próximos años.

Según el folleto publicitario de Blue Origen, la estación espacial de Bezos se llamará Arrecife Orbital (Orbital Reef) y estará volando por encima de la Estación Espacial Internacional (ISS) a una altitud de 500 kilómetros.

Su tamaño será un poco más pequeño y tendrá unos 830 metros cúbicos.

La estación tiene espacio para diez residentes y puede experimentar 32 amaneceres y atardeceres cada día, en módulos futuristas con grandes ventanales.
– “Ampliaremos el acceso, reduciremos costes y brindaremos todos los servicios y comodidades necesarios para normalizar los viajes espaciales”, prometió el CEO de Blue Origin, Brent Sherwood.

Lo definen como un parque empresarial de uso mixto

El proyecto está respaldado por líderes y compañeros de equipo de la industria espacial, incluidos Boeing, Redwire Space, Genesis Engineering Solutions y la Universidad Estatal de Arizona.

Y según cuentan sus propios creadores, Orbital Reef funcionará como un «parque empresarial de uso mixto» en el espacio.

Consideran que la infraestructura compartida respalda de manera eficiente las necesidades de propiedad de diversos inquilinos y visitantes.

Además, cuenta con una arquitectura espacial centrada en el ser humano, y según dicen los gestores del proyecto, tendrá servicios y comodidades de clase mundial que son inspiradores, prácticos y seguros.

Además, aseguran que Arrecife Orbital proporcionará la infraestructura necesaria para escalar la actividad económica y abrir nuevos mercados en el espacio.

Por eso brindará a cualquier persona la oportunidad de establecer su propia dirección en órbita.

También podrá ofrecer a los clientes servicios completos como el transporte espacial y la logística, la habitación espacial, el alojamiento de equipos y las operaciones, incluida la tripulación a bordo.

Consideran que el transporte espacial reutilizable y el diseño inteligente, acompañados de una automatización y logística avanzadas, minimizarán el costo y la complejidad tanto para los operadores espaciales tradicionales como para los recién llegados.

La arquitectura de sistema abierto incluirá módulos de atraques, puertos de vehículos, servicios públicos,

Y en cuanto a los objetivos, el CEO de la compañía asegura que “brindaremos todos los servicios y comodidades necesarios para normalizar los vuelos espaciales. Ampliando el acceso y reduciendo los costes”.

Con este proyecto, añade, “Un ecosistema empresarial vibrante crecerá en la órbita terrestre baja, generando nuevos descubrimientos, nuevos productos, nuevos entretenimientos y conciencia global». Y diseñado para abrir múltiples mercados nuevos en el espacio.

Paradigma estatal comercial

Arrecife Orbital es la primera plataforma del sector privado tripulada en órbita terrestre baja. Y apoyará, dicen, actividades innovadoras de investigación, desarrollo y fabricación de microgravedad que promoverán campos tan diversos como las comunicaciones y la biotecnología.

Y según ha dicho Mike Gold, vicepresidente ejecutivo de Espacio Civil y Asuntos Externos de Redwire, “El entorno de microgravedad la convierte en la plataforma que lanzará nuevas tecnologías y capacidades que mejorarán drásticamente la vida en la Tierra, al tiempo que permite el viaje de la humanidad hacia las estrellas”.

Otro atractivo en el que ha querido hacer especial hincapié es “la nave espacial para una sola persona. que transformará la caminata espacial”.

Y es que con este “cohete”, tanto los trabajadores espaciales como los turistas podrán dar paseos por el espacio de una forma segura, cómoda y rápida.

La estación comenzará a operar en la segunda mitad de esta década.

Más artículos de Espacio

Más artículos de Espacio