Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

La liga española, objetivo de los turistas extranjeros

Nuestro país se ha convertido en el objeto de deseo del turismo internacional no sólo por sus playas, sus monumentos o su rica gastronomía, sino también por su fútbol de alto nivel. La liga española está considerada como la mejor competición del mundo, su alto nivel deportivo y los nombres de sus grandes estrellas la han convertido en el foco de atención para los aficionados del balompié.

A nivel global, los turistas extranjeros invierten una media de 160 euros por entradas, según datos de Ticketbis. Un precio que se ha encarecido este verano tras aumentar la demanda extranjera tres puntos porcentuales respecto al año pasado.

Durante las dos primeras jornadas de esta campaña liguera, Stubhub vendió más del 80% de sus entradas al público extranjero. Un hecho que coincide también con el aumento de turismo en el país durante la época estival. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el turismo extranjero ha sido un 11% superior que en los siete primeros meses de 2015.

Estos turistas hambrientos de fútbol de calidad provienen hasta de 40 países diferentes. Los más destacados son los aficionados mexicanos, alemanes, británicos y coreanos, a los cuales el precio de las entradas no les disuade.

Según el índice de precio del fútbol elaborado por GoEuro, la Liga es la segunda competición con las entradas más caras sólo por debajo por la Premier League de Inglaterra. El precio medio de la butaca en España oscila los 70 euros, mientras que en Reino Unido supera los 74 euros.

El descontento por el alto precio de las entradas junto con otras prácticas de la Liga española de fútbol han generado ciertas polémicas en medios de comunicación y redes sociales. Recientemente, unos padres tuvieron que pagar para que su bebé, que no ocupa ninguna localidad, pudiera acceder al estadio para poder ver el choque entre el Córdoba B y el Jaén.

Una acción que ha generado un debate sobre la necesidad de los clubes de cobrar entrada a los más pequeños. Es cierto que no todos clubes actúan igual con el acceso de los niños a los estadios, por ejemplo, Barcelona y Real Madrid cobran la entrada a todos lo menores.

De otro lado, el Atlético de Madrid proporciona un carnet de abonado infantil por 25 euros que deben estar vinculados al abono de un socio adulto. También hay clubes como el Sevilla FC que cobra el precio simbólico de un euro a todos los hijos o nietos de socios del club.