Descubren enormes emisiones de metano en un vertedero de Bangladesh

El metano es un potente gas de efecto invernadero más perjudicial que el CO2 y muy difícil de detectar. Lo que han encontrado en un vertedero de Bangladesh equivale a la contaminación de 190.000 coches. Y seguimos lanzando satélites preparados para encontrar nuevas y peligrosas fugas a la atmósfera.
Descubren enormes emisiones de metano en un vertedero de Bangladesh
Autor: Héctor Díaz Alejo | 13 julio, 2021
Tiempo de lectura: 4 minutos

El pasado mes de abril se detectó por satélite una inmensa y preocupante fuente de metano que está siendo emitido a la atmósfera.

Se trata de un vertedero gigante en Daca, la capital de Bangladesh. Y el nivel de emisiones es tremendo: 4.000 kilos de metano por hora.

No es la única gran contaminación de metano que está sufriendo la atmósfera precedente de ese país.

A pesar de que Bangladesh es uno de los países del mundo en mayor riesgo por el calentamiento global, también es uno de los principales emisores de metano del mundo.

Según la empresa de análisis Kayrros, las 12 mayores tasas de emisión de metano este año se han detectado en Bangladesh. Y por eso es tan importante el hallazgo de este vertedero ya que, por primera vez, se ha podido detectar específicamente una gran fuente en este país.

Ahora sabemos que muy probablemente el resto de emisiones provengan de otros vertederos, arrozales y fugas en tuberías de gas, pero aún se desconocen los lugares exactos.

Te interesa: Olas de calor: ¿Sabías que los árboles son el mejor remedio para bajar la temperatura y ahorrar?

¿El metano es peor que el CO2?

El metano es un potente gas de efecto invernadero. En periodos de 20 años contribuye hasta 8 veces más al calentamiento global que el CO2.

Los 4.000 kilos de metano por hora que se han detectado en el vertedero bangladeshí equivalen al CO¬2 liberado por 190.000 coches.

Se une a otra gran fuente de metano encontrada a principios de 2021 en Turkmenistán. Este misterioso país del centro de Asia basa su riqueza en los hidrocarburos, contando con una vasta red de tuberías y campos gasíferos y petrolíferos.

En febrero de este año, cerca del campo de Korpezhe, se descubrieron ocho fugas de metano. Lo más seguro es que se debieran a escapes en válvulas mal cerradas o a antorchas de quemado apagadas.

En total, entre los ocho escapes detectados se estuvieron emitiendo unos 10.000 kg. de metano por hora.

Problemas para localizar las fugas

A pesar del gran impacto de este gas, la detección de fugas como éstas es muy complicada. La mayoría de los satélites solo son capaces de identificar emisiones enormes de metano.

Los de la Agencia Europea del Espacio, por ejemplo, no detectan fugas menores a 10.000 kg. por hora.

Y como detectarlo desde tierra es muy complicado porque el metano no huele ni tiene color, pues tenemos un problema.

Pero por fortuna, en la actualidad la situación está mejorando.

En los últimos años la identificación de zonas emisoras de metano se ha perfeccionado gracias en gran parte al incremento en el número de satélites.

Y la mejora de la tecnología también influye: ya tenemos algunos satélites capaces de encontrar fugas de tan solo 100 kg de metano por hora.

Y no para ahí. La compañía GHGSat, descubridora de estas fugas de metano, cuenta en la actualidad con tres satélites en órbita. Para 2022 espera lanzar otros nueve.

Mayores emisores de metano

Todos los avances que se realicen en la detección de emisiones de metano son claves para el futuro. El metano es un gas peligroso y que no debe pasar inadvertido.

En total, un cuarto del calentamiento global actual podría deberse al metano.

La ganadería de rumiantes como vacas u ovejas, por cómo llevan a cabo su digestión, es uno de los mayores contribuidores a las emisiones de metano global.

Los arrozales también, causado por bacterias productoras de metano en el fondo de los campos inundados.

Completan la lista de grandes emisores conocidos de este gas, las fugas desde tuberías, la minería de carbón y los vertederos.

¿Sabes qué es el peligro de los clatratos?

El metano también es el responsable de una de las mayores amenazas a la que nos enfrentamos: los clatratos.

Bajo el mar, en determinadas condiciones de presión y temperatura, hay almacenados millones de toneladas de metano. El calentamiento global está cambiando las condiciones de los océanos y, si nada cambia, es probable que los clatratos se liberen rápidamente.

De ser así, el calentamiento global se aceleraría con una velocidad inasumible para el planeta.

También el permafrost, una capa de suelo permanentemente congelada, produce grandes cantidades de metano al descongelarse. En este último caso llega a producir explosiones que crean enormes cráteres como los que están apareciendo recientemente en Siberia.

Reducir la cantidad de metano que llega a la atmósfera es necesario en el mundo en que vivimos.

Con la mejora en la detección se da un primer paso en aras de limitar el calentamiento global.

Ahora toca coordinarse y que se implanten medidas para corregirlo.

Más artículos de Ecología

Más artículos de Ecología