Nicaragua lleva 17 opositores detenidos: ¿Es la ‘fórmula Ortega’ para ganar las elecciones?

Autor: Cristian G | 24 junio, 2021
Tiempo de lectura: 5 minutos

Miguel Mora es el quinto aspirante a la presidencia de Nicaragua detenido. Lo arrestó la policía de Nicaragua el pasado domingo, en su propia casa, para ser investigado por delitos contra la soberanía. Su arresto se suma a los de otros cuatro precandidatos a las elecciones de noviembre.

Con esta nueva detención ya han sido arrestados cinco aspirantes a la Presidencia: dos exvicecancilleres, dos exguerrilleros sandinistas disidentes, un exdirigente empresarial, un banquero, cuatro activistas, una ex primera dama y exdiputada, y un cronista deportivo acusado de por sus críticas en redes sociales.

Todos los detenidos han coincidido en rechazar al gobierno de Ortega y en calificar al presidente como «dictador».

Nicaragua: detenidos en plena noche

Mora, quien también es periodista, fue arrestado en su casa la noche del domingo por «incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos y pedir intervenciones militares». Un argumento surgido de una supuesta ley que el Gobierno de Daniel Ortega aplica a los opositores.

El canal de televisión, hoy digital, 100% Noticias, que Mora dirigió hasta 2020, confirmó que agentes policiales allanaron la vivienda del comunicador y de su esposa, la también periodista Verónica Chávez, situada en un sector al sureste de la capital Managua.

El comunicador era precandidato a la presidencia por el Partido de Renovación Democrática (PRD, evangélico) al que el tribunal electoral le quitó la personalidad jurídica en mayo, dejándolo fuera de participar en las elecciones del 7 de noviembre.
17 opositores, de ellos, 5 precandidatos detenidos

Con Mora, son 17 los opositores detenidos, y de ellos, cinco eran nada menos que precandidatos a la presidencia. Todo a solo cinco meses de las elecciones generales, en las que todo parece indicar que Ortega, de 75 años y con 14 consecutivos en el poder, busque un cuarto mandato sucesivo.

Las detenciones comenzaron el 2 de junio

La redada policial contra opositores se inició el pasado 2 de junio con el arresto domiciliar de la aspirante y favorita a la presidencia de Nicaragua, Cristiana Chamorro, de 67 años.

Se trata de la hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro, y la candidata que según todos los sondeos era la más popular de los postulantes a la silla presidencial y potencial rival de Ortega en las elecciones de noviembre.

A Cristina Chamorro la han acusado de lavado de dinero a través de una fundación que lleva el nombre de su madre.

También están detenidos el exdiplomático Arturo Cruz, el politólogo Félix Maradiaga y el economista Juan Sebastián Chamorro, primo de Cristiana.

Es la segunda vez que resulta encarcelado Mora, es director del ahora cerrado canal 100% Noticias, que en la actualidad sobrevive en formato digital.

Su primer arresto que tuvo lugar el 21 de diciembre de 2018, cuando fuerzas gubernamentales allanaron la sede de la televisión y le detuvieron junto a la jefa de prensa del canal, Lucía Pineda Ubau.

Ambos pasaron casi seis meses en prisión, acusados de “incitar al odio” para promover actos terroristas durante las protestas antigubernamentales.

En aquella ocasión, fue liberado bajo una ley de amnistía.

Te interesa: Así es el peruano Pedro Castillo: Un maestro de escuela rural, marxista y defensor de la familia

Detenidos y exiliados

No son sólo las detenciones lo que está cambiando el panorama político de las cercanas elecciones, a sólo 5 meses de su celebración.

La situación es tal, que personalidades como el periodista Carlos Fernando Chamorro y el excomandante sandinista Luis Carrión abandonaron el país para protegerse y «seguir luchando por la libertad».

Y no estamos hablando de personalidades cualquiera. El exguerrillero Luis Carrión Cruz fue uno de los nueve comandantes de la revolución sandinista y dejó el país en medio de una ola de arrestos de opositores, empresarios, periodistas y disidentes del gobernante Frente Sandinista.

Y en un mensaje vía twitter has dejado las siguientes palabras:

– «Mi esposa y yo hemos salido del país para continuar la lucha por la democracia en Nicaragua y la libertad de todos los presos políticos».

Carrión, de 69 años, es el primero que anuncia su exilio entre los antiguos comandantes de la revolución enfrentados ahora al mandatario Daniel Ortega.

Luis Carrión fue uno de los principales dirigentes que lideraron la insurrección sandinista que en 1979 derrocó al dictador Anastasio Somoza Debayle. Fue el primer viceministro del Interior y ministro de Economía durante la etapa revolucionaria (1979-1990).

Tras la derrota de los sandinistas en las elecciones de 1990, Carrión se separó del Frente Sandinista y se unió al disidente Movimiento Renovador Sandinista (MRS), junto con el exvicepresidente y escritor Sergio Ramírez.

También se sumaron otros exguerrilleros, como Dora María Téllez, quien ahora está prisión junto al también exgeneral Hugo Torres y el exvicecanciller Víctor Hugo Tinoco.

Carlos Fernando Chamorro, segundo exilio

Carrión anunció su exilio en el mismo día que lo hizo el periodista Carlos Fernando Chamorro, hijo de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) y hermano de la aspirante presidencial Cristiana Chamorro, bajo arresto domiciliario desde el 2 de junio.

– «Mi esposa Desirée Elizondo y yo salimos de Nicaragua para resguardar nuestra libertad y poder seguir haciendo periodismo», escribió el comunicador.

Y la verdad es que se salvó de milagro, porque cuando la policía entró en su vivienda, Chamorro ya no se encontraba en casa.

También el periodista Sergio Marín Cornavaca, director del portal La Mesa Redonda, informó este martes que se marchó al exilio.

– «Me vi obligado a abandonar el país por amenazas directas del régimen», afirmó durante su programa de entrevistas transmitido a través de las redes sociales.

La ola de arrestos de opositores se da a menos de cinco meses de unas elecciones en las que Ortega se jugará 42 años de primacía casi absoluta sobre la política nicaragüense y aspira a su tercera reelección para un cuarto mandato consecutivo de cinco años.

Más artículos de Internacional

Más artículos de Internacional