Así es el peruano Pedro Castillo: Un maestro de escuela rural, marxista y defensor de la familia

Autor: Enzo Argüelles | 10 junio, 2021
Tiempo de lectura: 6 minutos

Casi como cada día, al menos cada aparición en público, Pedro Castillo llegó a votar el domingo en las elecciones presidenciales peruanas montado a caballo y, como siempre, con su sombrero de paja de ala ancha y su lápiz gigante.

A sus 51 años, este maestro de escuela rural, nacido en Cajamarca, irrumpió en la escena política peruana logrando la mayor cantidad de votos en la primera vuelta de estas presidenciales de 2021 y, de paso, desconcertando a gran parte de la élite del país sudamericano. Ahora promete gobernar con su sueldo de maestro y reducir a la mitad el salario de los congresistas y los ministros.

Además, Pedro Castillo, que se define como un político de izquierda marxista, es y tiene muy a gala ser un ex ‘rondero’. Es decir, fue miembro de las legales ‘rondas’ campesinas cuyas principales funciones son patrullar los senderos, caminos, pastizales y campos para defender a los campesinos de los robos que no evitaba la policía.

Te interesa: El pensamiento del nuevo líder peruano, Pedro Castillo, en 40 frases:

¿Cómo saltó Castillo a la fama entre los suyos?

Pedro Castillo es profesor de enseñanza primaria desde 1995 (este año dio clase a 5º y 6º), tiene un máster en Psicología Educativa y es un importante líder magisterial.

Siempre con un lápiz gigante en la mano, muestra de la importancia de la educación, suele trasladarse montado en un caballo, tiene su base de apoyo en las zonas rurales peruanas y ha sido capaz de conquistar a la mitad de su país con sólo 3.000 seguidores en Twitter y siendo bastante desconocido en la capital, Lima.

Su salto a la fama, o su conquista de prestigio entre las bases peruanas comenzó en 2017, cuando adquirió notoriedad al dirigir una huelga de profesores en varias regiones del país. La huelga, que pedía un aumento de sueldos para los maestros peruanos, se mantuvo durante 75 días.

Tres años después, en 2020, anunció su candidatura presidencial representando a Perú Libre.

Sustituía así al anterior líder de ese partido, Vladimir Cerrón, que fue inhabilitado y condenado a tres años y nueve meses de prisión en una sentencia que Castillo considera parte de una campaña de «la corrupción» del Estado, en lo que califica «persecución política».

La candidatura de Castillo creció sobre todo en las dos semanas previas a las elecciones, y sorprendió a muchos expertos y analistas electorales peruanos que no vean factible el éxito de un político que casi no existía en twitter.

Pero el mundo tiene otras redes que también son sociales aunque no viajan por internet. Y su fuerza sorprendió a la gran mayoría de los analistas, incapaces de comprender cómo el éxito podía viajar a caballo en vez de moverse en el mundo de la red.

¿Quiénes lo apoyan?

Un resumen muy sencillo podría afirmar que «Lima y la costa norte es pro establishment y vota por Keiko Fujimori, mientras el resto del país, el pueblo rural y las zonas del interior del Perú, lo que podríamos llamar el mundo andino, vota por Castillo.

Y para ese ‘pueblo’ hay una frase de Castillo que se convirtió en bandera y que puede tener mucho que decir del rapidísimo desarrollo de los acontecimientos: «¡Nunca más un pobre en un país rico!».

En cualquier caso el candidato tiene clara su preferencia hacia el pueblo rural y se dirige a ellos cada vez que hace un discurso. Incluso en las entrevistas de televisión, sean locales o de la mismísima CNN, Castillo se olvida de las preguntas y va soltando mensajes uno detrás de otro dirigidos a los suyos.

Tiene claro lo que quiere decir y lo dice.

El domingo, cuando los resultados de las elecciones comenzaron a aparecer, sus frases en la plaza de armas de Tacabamba fueron:

– «Quisiera saludar a los pueblos más olvidados de mi patria, saludar a los hombres y mujeres que están en el último rincón del país».

– «Hoy al pueblo peruano se le acaba de quitar la venda de los ojos… Ellos han tenido tiempo suficiente, décadas, pero, ¡cómo dejan al país!”

¿Cuáles son sus propuestas?

Castillo defiende una serie de reformas estructurales de izquierdas, más bien bolivarianas, que implican entre otras cosas un cambio total al modelo económico peruano.

Y entre sus primeras propuestas está la creación de una asamblea constituyente para redactar una nueva Constitución, ya que considera a la actual como una constitución realizada «en un régimen dictatorial producto del golpe de estado de 1993».

Y como él mismo ha manifestado más de una vez: «El 28 de julio vamos a convocar a un referéndum nacional para que el pueblo faculte al gobierno a crear una asamblea nacional constituyente para redactar la auténtica constitución de la independencia del pueblo peruano».

La nueva constitución pretendería implementar el modelo de la «economía popular con mercados», a propuesta de su partido «Perú Libre» y que se traduciría a grandes rasgos en:

Económico:

– La nacionalización de sectores estratégicos tales como el minero, gasífero y petrolero.

– Aumentar fuertemente el presupuesto para la agricultura y la educación.

– Fortalecer el actual Sistema Nacional de Pensiones.

– Reformular los tratados internacionales de Perú para que deje de ser un «país sometido» a Estados Unidos.

– Revisar todos los contratos con las grandes empresas transnacionales para dejarles claro que lo primero es la necesidad del pueblo. Respetando su papel pero con control.

– Ha dicho muchas veces que no está en contra de la actividad privada nacional, ni de que los empresarios puedan tener importantes beneficios. La defiende públicamente y promete darle seguridad jurídica.

– Castillo nace de una cuna maoísta, que cree que la revolución debe hacerse del campo a la ciudad.

Judicial:

– Castillo propone «desactivar» el Tribunal Constitucional de ese país y dotarlo de nuevos representantes elegidos por la ciudadanía.

– Así plantea un mecanismo de democracia directa para desbancar el equilibrio de poderes y órganos de control.

Social:

– Castillo es revolucionario respecto a la economía pero socialmente se podría decir que es muy conservador.

El candidato, de hecho, se ha mostrado en contra de políticas sociales qe en otros países teóricamente más desarrollados se consideran progresistas, y es conservador en asuntos como la lucha contra la inseguridad, apoyando la mano dura en términos de orden público.

– Más de una vez se pronunció públicamente contra el aborto, el matrimonio entre personas de un mismo sexo, el consumo de marihuana y la eutanasia.

– Castillo, además, acostumbra a citar pasajes bíblicos cuando apela a la moral para justificar su rechazo a esos temas.

– “Para nada legalizaría el aborto”, afirmó en un reportaje de la cadena RPP. “Vamos a trasladar a la Asamblea Nacional Constituyente que se debata, pero personalmente no estoy de acuerdo”.

– “¿La eutanasia? También que se traslade, pero tampoco estoy de acuerdo.

– ¿El matrimonio igualitario para personas del mismo sexo? Peor todavía. Primero la familia. Las dos instituciones fundamentales, que son la familia y la escuela, deben ir de la mano”.

– “¿Legalizar la marihuana? Por supuesto que no. Al contrario.

– “Yo vengo de una familia que me ha inculcado valores y me ha criado con las uñas cortadas y eso lo voy a trasladar a mi pueblo. Primero es el pueblo, primero es la familia y primero es el país que me ha parido”, concluyó Castillo para justificar su postura.

Podríamos decir que en lo único que Castillo coinciden con su opositora Fujimori, ideológicamente en las antípodas, es en la defensa de la «familia tradicional», recurriendo incluso a referencias bíblicas. Fujimori se declara católica, igual que Castillo, cuya esposa es evangélica.

¿Es el Evo Morales peruano?

Evo Morales no ha tardado un minuto en declarar que existe una relación entre las propuestas de Pedro Castillo y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS).

Y la ha concretado en tres puntos que considera unirían a los dos partidos:

– «Pedro Castillo dijo que se va a rebajar sueldo y salario”, lo que hicimos en Bolivia.

– “Dice que va a garantizar una asamblea constituyente para refundar el Perú”, que es nuestra política.

– “Piensa nacionalizar minería e hidrocarburos”. Y ésa también es nuestra política».

Y la realidad es que los expertos, por el momento, se muestran convencidos de que Castillo es la misma especie política que Evo Morales».

Sería lo más similar.

Más artículos de Quién es Quién