La periodista acosada por el tenista: «Si no hubiese estado en directo, le habría dado un bofetón»

La periodista acosada por el tenista: «Si no hubiese estado en directo, le habría dado un bofetón»
Autor: Enzo Argüelles | 2 junio, 2017
Tiempo de lectura: 3 minutos

La periodista Maly Thomas, de Erosport Francia, no ha tardado en dejar patente su indignación ante el comportamiento de Maxime Hamou, más acorde con el de un borracho que con el de un tenista profesional. Y tras el zafio acoso del jugador, y la posterior y fulminante expulsión del torneo, la periodista, que le llamó grosero mientras la acosaba, ha dejado claro su sentir: “Si no hubiese estado en directo, le habría dado un bofetón”. Y bien que se lo merecía.

El vídeo dura 44 segundos, y el mal rato que este tenista le hace pasar a la reportera no tiene disculpa posible. Mientras ella hace preguntas sobre el tenis, Maxime Hamou intenta besarla en la cabeza, en el cuello, abrazarla, dejar caer su brazo por encima del hombro. Y mientras ella intenta sobrellevarlo de la mejor manera posible e intenta zafarse una y otra vez, sin perder la compostura profesional… cualquiera que este viendo el vídeo se llenará de indignación.

https://www.youtube.com/watch?v=yrFyNHdTEv4

La reacción de la Federación Francesa de Tenis fue inmediata: le retiró la credencial. Y el tenista número 287 del mundo, que muy cerca de cumplir los 22 años había logrado meterse en el cuadro principal desde la previa, aunque acababa de perder su primer partido frente al uruguayo Pablo Cuevas, ha perdido todo lo que hubiese ganado sobre la pista.

El tenista se muestra ahora arrepentido, se excusa diciendo que fue el resultado de una semana llena de euforia incontrolada, y ha pedido perdón en su página de Facebook, donde ha publicado el siguiente comunicado:

«Tras la emisión de Avantage Leconte (el programa de tenis de Eurosport), quiero pedir mis más sinceras disculpas a Maly Thomas si ella se han sentido herida o afectada por mi actitud durante la entrevista. Vengo de vivir una magnífica semana en Roland Garros en la que he disfrutado de las grandes emociones de un jugador de tenis, y dejé que todo ese entusiasmo se manifestase de forma torpe hacia Maly, a la que conozco y respeto. Ninguna de todas las cosas que se han escrito eran mi intención. Estoy a disposición de Maly para presentarle mis disculpas en persona si ella quiere. Aprendo todos los días de mis errores para convertirme en un mejor tenista y en una mejor persona«.

 

Falta ahora que hable también la cadena de televisión, Eurosport, y los periodistas que estaban en el estudio, a los que parecía hacerles mucha gracia lo que estaba teniendo que soportar Maly Thomas. Porque mientras el tenista se dedica a intentar besarla, a apretarla más fuerte contra su cuerpo y, como movimiento final, a rodearla por el cuello con su brazo, lo que se escuchan en antena eran las risitas de sus compañeros en el estudio. Y aún más vergonzoso resulta el tuit con el que presentan el vídeo: «Hamou, en modo seductor». La seducción tiene muy poco en común con lo que se ve en el vídeo.

Más artículos de Noticias

Más artículos de Noticias