Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Piropos para mujeres

Si fuera un poderoso general romano, sacrificaría hasta 8 legiones para conquistarte.

Si tu sonrisa y tu mirada seductora fuera lo único que recordara de ti, seria suficiente para serte completamente fiel.

Tu belleza y tu encanto es la comida y el condimento que necesito cada día.

Tus piernas pueden ser columnas griegas o palos de escoba, pero lo que entre ellas esta, es el pasaporte al cielo.

Tus ojos, tu pelo y tu pendiente me volvieron loco de repente.

Como me gustaría ser un mosquito.. Para rondarte por todo el cuerpito.

¿Qué hace una estrella volando tan bajito?.

¡Ojalá Dios te dé hijas para que tu belleza se reproduzca…!

¿Cuándo veré esos zapatitos debajo de mi cama…?

Tus labios son como el vino y yo me quiero emborrachar.

Regálame un vasito de amor para calmar la sed de amarte.

Si tu mirada fuera mar, dejaría de nadar, para en tus ojos poderme ahogar.

Piropos para sus ojos

Un ramito de alfileres
se parece a tus pestañas
cada vez que tú me miras
se me clava en las entrañas.

Con tus ojos me miraste,
yo de piedra me quedé
y en ese mismo instante
yo de ti me enamoré.

Del carnaval de tu cuerpo,
tu mirada es lo primero
y en el filo de tus ojos
se derrumba el mundo entero.

Tus ojos son como el cielo,
tu cabello como el mar,
el más hermoso paisaje
que se pueda contemplar.

¡Qué bonitos ojos tienes!
¡tan redondos como el sol!,
se parecen a los ceros
que me pone el profesor.

Brilla el cielo, brilla el sol,
pero el brillo de tus ojos
no tiene comparación.

Son tus ojos dos luceros
que iluminan todo el mar,
quien fuera marinerito
para poder navegar.

Cuando la noche tiende su manto
y el firmamento viste de azul;
no hay un lucero que brille tanto
como esos ojos que tienes tú.

Si la luna es bonita
más bonito es el sol,
pero una mirada tuya
no tiene comparación.

Con esos ojos y mi arte
te pinto un cuadro en un instante.

Son tus ojos dos luceros
que iluminan el mundo entero.

Tus ojos son como dos soles
que iluminan corazones.

Esos dos ojos azules,
son como la inmensidad del mar,
porque se pierde entre ellos
quien los quiera contemplar.

Tus ojos son mi cielo,
tus labios son mi mar,
tu cuerpo es la tierra
en la que yo quiero habitar.

Una luna hay en el cielo
y en tu rostro dos soles como dos luceros.

¿Sabes qué es lo más hermoso de mis ojos?
¡El reflejo de los tuyos!

Debo de ser un buen pintor porque llevo toda mi vida pintando mi alma del color de tus ojos.

Me sentiría dichoso con una mirada de tus hermosos ojos.

Abre tus hermosos ojos azules, que quiero ver el mar.

Me encanta tu mirada que me tiene enamorada.

Tienes unas pestañas que parecen escobas, ¡barren por donde pasan!

Son tus ojos y esa mirada la que me tiene cautivada.

Tienes unos ojos que parecen sartenes,…
cada vez que te miro se me fríen los huevos.

¡Tienes los ojos tan bellos que los pones en vitrina!
(para alguien que lleve gafas).

Piropos para su sonrisa

Tienes alegría, belleza
y finura al andar
y hasta tu sonrisa es bonita
y distinta a las demás.

La sonrisa de tus labios
quita brillo al mundo entero,
pero ¿qué me importa el mundo,
si yo tengo mi lucero?.

Me gusta el mar,
me gusta la brisa,
pero lo que más me gusta
es tu bella sonrisa.

Soy el hombre más afortunado del mundo por poder compartir una mirada y una sonrisa contigo.

¿Acaba de salir el sol, o me has sonreído?

Cuando llueve, no extraño el sol, porque lo tengo en tu sonrisa.

Tu sonrisa es mi vida, no me dejes morir.

Tus miradas son besos para mi corazón y tus sonrisas caricias para mi alma.

Tu sonrisa ilumina tu cara y la hace resplandecer.

Si me das una sonrisa, tendré todo lo que quiero en esta vida.

Ni todas las estrellas del firmamento juntas brillan tanto como tu sonrisa.

Piropos en verso

Tu madre debe de ser pastelera
porque un bombón como tú
no lo fabrica cualquiera.

Si yo pidiera un deseo
seria fácil conceder
porque lo único que quiero
es poder volverte a ver.

De todas las lindas flores,
la más bonita es la rosa
y de todas las mujeres,
tú eres la más hermosa.

Si tu cuerpo fuera cárcel
y tus brazos dos cadenas,
no imagino mejor sitio
para cumplir mi condena.

Tengo un canario en mi casa
que canta cuando te nombro,
mira si te he nombrado veces
que el canario ya está ronco.

Si tuviera que hacerte un regalo,
te regalaría un espejo,
porque después de ti,
lo más bonito es tu reflejo.

Yo soñé que el sol se helaba,
yo soñé que el mar ardía,
y por soñar imposibles,
soñé que tú me querías.

Si cada vez que pienso en ti,
una estrella se apagara,
no habría ninguna estrella
que en el firmamento brillara.

El dolor que siente un burro
cuando le tiran del rabo,
es el mismo que yo siento
cuando de ti me separo.

Cada vez que pienso en ti
lloro tanto, tan de veras,
que los vecinos de abajo
se quejan de las goteras.

Cuando vayas a la playa,
no te tumbes en la arena,
pues te pueden confundir,
con una bella sirena.

Si tu fueras un árbol,
yo seria enredadera,
para tenerte en mis brazos
hasta el día en que me muera.

Del cielo cayó un pintor
para pintar tu figura,
pero no encontró pintura
para tanta hermosura.

¿Cómo quieres que te olvide,
si cuando quiero olvidarte,
me olvido del olvido
y comienzo a recordarte?.

Si escuchas mil campanitas,
sonando a tu alrededor,
no te asustes niña bella,
que el sonido lo hago yo.
Porque cuando estoy contigo,
me retumba el corazón
al ritmo de una canción.

Entre rosas he nacido,
entre espinas moriré,
pero a ti, cariño mío,
yo jamás te olvidaré.

Chata, yo por ti me haría pirata.
No por el oro ni por la plata.
Si no por ese tesoro
que tienes entre las patas.

Si verte fuera la muerte,
y no verte tener vida;
prefiero la muerte y verte
que no verte y tener vida.

Si me dieran a elegir
entre mi mundo y tú
elegiría mi mundo
porque mi mundo eres tú.

El cielo está nublado,
está a punto de llover
igual que están mis ojos
cuando no te puedo ver.

Al poco de conocerte
ya me empezaste a gustar
y ahora que te conozco
yo no te puedo olvidar.

Tus dos ojos son mi cielo,
tus dos labios son mi mar,
y tu cuerpo es la tierra
en la que yo quiero habitar.

Piropos en prosa

Perdona, ¿no tendremos algún amigo en común para que nos pueda presentar?

¿Me permites utilizar tu teléfono? Quiero llamar a mi madre para decirle que he conocido a la chica de mis sueños.

¿Te puedo hacer una foto? Quiero enviarla a mis amigos y demostrarles que los ángeles existen.

Por un momento creía que me había muerto y había entrado en el cielo. Pero ahora veo que estoy vivo y que el cielo ha venido a mí.

Si cocinas igual que caminas, me comería hasta lo pegado…

Señorita yo sabia que la naturaleza tenia vida, pero no que las flores caminaban…

Si yo fuera pajarito me metería en tu nido.

Me gustaría ser baldosa para poder verte la cosa.

Si ser sexy fuese un delito, te pasarías la vida en la cárcel.

¿Te importa si te miro durante un ratito? Quiero recordar tu cara para mis sueños.

Desde que te he conocido, has vivido en mi corazón sin pagar alquiler.

Hola. Soy un ladrón y lo primero que quiero robar es tu corazón.

Quien fuera bizco para verte doble.

Quien fuera mecánico para meterle mano a esa máquina.

Quien fuera zapatero para curtirte el cuero.

Si así están los rieles, ¡cómo estará la estación!

Si la belleza fuera pecado tú no tendrías perdón de Dios.

Tantas curvas y yo sin frenos.

Tanta carne y yo sin muelas.

Tanto cuero y yo sin zapatos.

Vete por la sombra, porque el sol derrite los bombones.

Estás tan buena que te comía y me cosía el culo pa’ no cagarte.

Si fueras el diablo, ¡cómo me gustaría estar en el infierno!

¿Qué está pasando en el cielo que se están cayendo los ángeles?

¡Cómo avanza la tecnología que hasta las flores caminan!

Eres como la lluvia finita que no moja, pero empapa.

¡Me gustas más que los guisos de mi abuela!

Me gustaría ser patata frita para acompañar ese lomo.

Tu madre debe ser pastelera porque un bombón como tú no lo fabrica cualquiera.

Ni aunque el cielo fuera de papel y los océanos de tinta, tendría lugar para escribir lo que me haces sentir.

Si Cristóbal Colón te viese, diría : «Santa María, pero qué Pinta tiene esta Niña».

Yo podría mandarte flores, pero si te miras en el espejo, podrás ver la más hermosa.

¡Quién fuera eterno para poder amarte toda la vida!

No soy soldado, pero haría muy gustoso todas las misiones especiales que me pidiesen en un cuerpo de élite como el tuyo.

Desearía ser una lágrima tuya… para nacer en tus ojos, vivir en tus mejillas y morir en tus labios.

Le pedí a Dios una flor y me dio un jardín, le pedí un árbol y me dio un bosque, le pedí un buen motivo para vivir y me dio tu nombre…

Por la mañana no desayuno porque pienso en ti, al mediodía no almuerzo porque pienso en ti, por la tarde no meriendo porque pienso en ti, y por la noche no duermo, ¡porque tengo hambre!

Cuando estás conmigo se me hace la boca agua y cuando no estás conmigo se me hacen agua los ojos.

Tus ojos son mi cielo, tus labios son mi mar, tu cuerpo es la tierra en la que yo quiero habitar.

Piropos con preguntas

– ¿Qué hora tienes?
– Las 19:00, ¿por qué?
– Porque quería saber el momento exacto en el que me volví loco.

– ¿Tu papá es pirata?
– ¿Por qué?
– Por el tesoro que tiene.

– ¡Cómo quisiera ser gato!
– ¿Para qué?
– ¡Para pasar siete vidas contigo!

– ¿Sabes porque el mar es salado?
– ¿Por qué?
– Porque tú te llevaste toda la dulzura…