¿Qué productos son idóneos para los bebés?

Autor: Enzo Argüelles | 21 enero, 2018
Tiempo de lectura: 4 minutos

Los productos para los cuidados infantiles se han vuelto imprescindibles para muchos padres. No hace mucho tiempo, las toallitas infantiles, el polvo de talco o las lociones destinadas a los más pequeños apenas se utilizaban. Sin embargo, poco a poco se han hecho un hueco en el neceser de los bebés por su comodidad, su agradable olor y sus buenos resultados. Repasemos cada caso detenidamente.

Toallitas infantiles

Las toallitas infantiles son uno de los productos esenciales para el bebé durante el cambio de pañales. Se han puesto muy de moda en los últimos años, y son muchos los padres que no salen de casa sin ellas por lo que pueda pasar. Se trata de un invento más rápido y cómodo que la tradicional forma de limpiar al bebé (con esponja, agua y jabón neutro). Y, aunque es un poco menos económico, a casi todo el mundo le compensa su uso.

Éste es un producto bueno para el bebé, si bien tenemos que tener en cuenta que, normalmente, están impregnadas de una loción o crema que perfuma e hidrata la piel del bebé, por lo que en caso de que el bebé tenga alguna irritación o quemadura, esa composición podría ser perjudicial (en ese caso, la piel que toque el pañal solo debe limpiarse con agua y jabón neutro). Y, por otro lado, hay evitar en la medida de lo posible las que lleven alcohol en su composición.

Un aspecto esencial que hay que tener en cuenta es que la loción que impregna las toallitas se ajuste al pH de la piel del bebé, en torno al 5,5. Esto es importante en el caso de los adultos pero aún más en el de los bebés, pues su sistema inmunológico no está desarrollado completamente y un pH demasiado ácido o básico podría causar alguna afección cutánea en la piel del pequeño.

Ventajas e inconvenientes de los polvos de talco

El polvo de talco es una opción válida para secar la piel del bebé después de lavarle. Es recomendable que se aplique únicamente en la zona en contacto con el pañal, pues su uso abusivo o sistemático podría llegar a resecar su piel. No obstante, esto no suele ocurrir si la zona está bien hidratada.

En cuanto a los polvos de talco por los que decantarse, lo mejor es que no estén perfumados para evitar alguna reacción alérgica. Por último, es importante tener cuidado al espolvorear este producto sobre el cuerpo del bebé, pues si se dispersa por el aire corremos el riesgo de que lo inhale por accidente. Por ello, lo mejor es extender sobre la mano el polvo de talco y después aplicárselo al pequeño.

Colonias para bebés

El olor de un bebé recién bañado es una de las sensaciones más agradables que existen. Cualquier madre quiere que su hijo huela bien y, por ello, muchas recurren a la utilización de colonias para bebés. No obstante, hay que intentar no abusar de productos que contengan alcohol y que pueden llegar a irritar y resecar la piel del pequeño, si bien es verdad que este componente tiene un alto poder desinfectante y antibactericida.

Así, es recomendable fijarnos en que en la etiqueta no aparece el componente alcohol denat o, al menos, que no aparece en primer lugar en la lista de ingredientes, porque significaría que es el de mayor proporción. También hay ciertos componentes, como el citral, limonene, linalool o geraniol que se utilizan para dotar de aroma a las colonias y que en casos ocasionales han provocado reacciones alérgicas en bebés.

A este respecto cabe señalar que los cosméticos para bebés no cuentan con una normativa específica, sino que deben cumplir la legislación general de cosméticos. Puesto que la piel de los bebés es más sensible, es posible que toleren algo peor que los adultos algunas sustancias.

Una composición adecuada no debería incluir alcohol ni alérgenos o contener cantidades mínimas de éstos, siendo el agua el primer componente preferible en la lista de ingredientes. Un consejo es echar las gotitas de colonia sobre la ropa del bebé en vez de sobre la piel, pues el efecto será similar y así evitamos cualquier posible contratiempo.

Más artículos de Salud

Más artículos de Salud