Saltar al contenido

Refranes del Sábado

Refranes de la semana: Lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo.

A cada cerdo le llega su sábado.
A cada marrano le llega su sábado.
A cada puerco le llega su sábado.
En invierno y en verano, el buen dormir es en sábado.
La mujer del barbero, los sábados come puchero.
La mujer holgazana, sólo el sábado se afana.
La que sólo tiene un sayo, todos los sábados tiene un mal rato.
Lo mejor del domingo, el sábado por la tarde.
Lunes y sábados no quitan jueves.
Ni sábado sin sol, ni moza sin amor, ni viejo sin dolor.
Ni sábado sin sol, ni vieja sin arrebol.
No hay sabado sin sol, ni domingo sin borracho.
No hay sabado sin sol, ni doncella sin amor, ni cura que no se case ni mal que cien años dure, ni nada que no se pase.
No hay sábado sin sol, ni doncella sin amor.
No hay sábado sin sol, ni mocita sin amor.
No hay sábado sin sol, ni niña sin amor, ni vieja sin dolor.
No hay sábado sin sol, ni viejo sin dolor.
Obrita que en sábado viene, puntadita de a palmo y salto de liebre.
Quien en sábado descansa, el domingo trabaja.
Quien quiera mujer hermosa, el sábado la escoja.
Sábado, sabadete, camisa blanca y polvete.
Sábado, sabadete, para echar un casquete.
Sábado, sabadete, ponte camisa nueva y echa un polvete.
Sábados a llover, viejas a beber, putas a putecer.
Vuelva usted el sábado, que hoy no hay mendrugos.