Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Remedios caseros para las varices

Las várices son provocadas por venas que se inflaman; generalmente aparecen en las extremidades, aunque particularmente en las inferiores, es decir, las piernas, cuando con el paso del tiempo las venas varicosas crecen, comienzan a trenzarse y a resaltar sobre la piel, haciéndose muy notorias en la región de las pantorrillas y los pies.

Esta afección aparece generalmente en las partes inferiores de las piernas puesto que estas regiones son ideales para propiciar la formación de várices. Conforme la sangre recorre todo el cuerpo, las venas de estas regiones bajas de las piernas deben realizar mayor trabajo para bombear la sangre hacia arriba, hasta el corazón, y por lo tanto la sangre debe ir en contra de la fuerza que ejerce la gravedad.

Con el paso del tiempo, las válvulas venosas en el interior de las venas dejan de funcionar correctamente y esto permite que la sangre comience a contenerse en éstas y esto causa que las venas se estiren. De tal manera, las venas pierden su elasticidad, comienzan a hincharse y a abultarse.

Generalmente, no hay ningún problema de salud que se asocie con las várices, pero algunas personas pueden experimentar dolor, comezón, o sentir pulsaciones; pero, sin lugar a dudas, las várices son un problema estético muy grave. En ciertos casos las várices pueden aparecer como resultado de un problema de salud específico y causar llagas que deben ser atendidas por un profesional de la salud.

Remedios caseros para las várices

Hay modernas tecnologías láser que pueden desaparecer las várices en las piernas pero antes de intentar con métodos sofisticados y generalmente costosos, hay soluciones que hacen uso de prácticas naturales que pueden ayudar a contrarrestar esta afección.

Revisa muy bien tu guardarropa y elimina toda prenda que pueda provocar un daño en tu circulación sanguínea.

Mantenerte en movimiento es indispensable, tanto como un poco de ejercicio cotidiano.

Una dieta correcta también puede ayudar mucho a evitar la formación y a desaparecer las várices.

Con cola de caballo se puede elaborar un remedio natural para tratar las várices.

Remedio casero contra las varices #1: Un guardarropa contra las várices

Toda la ropa demasiado ceñida al cuerpo o las prendas que se cortan a la altura de la cintura pueden disminuir el flujo sanguíneo y evitar que haya una irrigación adecuada de sangre hacia las piernas. Si sueles usar prendas formales ajustadas, cuida que tus pantalones o faldas no se ciñan mucho al cuerpo cuando te sientas. Cada que compres ropa, ten en mente probártela tanto de pie como sentada y asegúrate de que en ambas posiciones te sientas cómoda.

Por otra parte, las medias de compresión pueden ayudar a reducir las várices. Este tipo de medias especializadas proporcionan la cantidad de presión adecuada en cada parte de las piernas para canalizar la sangre hacia la parte superior del cuerpo y evitar que se desarrollen várices y también, ayudan a disminuir su aspecto.

Remedio casero contra las varices #2:

Come bien y mantente en actividad Consume alimentos que te ayuden a reducir los síntomas de las várices; las verduras, frutas, el pescado y alimentos ricos en fibra ayudan a mantener un sistema circulatorio sano y evitar la formación de várices.

Las espinacas, los frijoles y los granos enteros son alimentos ricos en fibra que mantienen un sistema digestivo sano y sangre libre de toxinas. Las verduras de color verde oscuro, los arándanos, las cebollas y el chocolate contienen antioxidantes que evitan que las arterias y venas se dañen como consecuencia de los radicales libres. La vitamina C en las naranjas y los pimientos fortalecen las venas. El perejil y el ajo crudo ayudan a disolver el calcio depositado en las venas que tan sólo obstruye el flujo sanguíneo.

Es indispensable mantenerse en movimiento para propiciar el flujo sanguíneo hacia las piernas y los pies. No permanezcas en una sola posición durante más de 30 minutos, y si necesitas estar trabajando en una silla, frente a un escritorio, asegúrate de ponerte de pie cada media hora y caminar un poco… O por lo menos, trata de mover tus piernas y los dedos de tus pies tanto como sea posible.

Ejercítate regularmente, especialmente con ejercicios de bajo impacto como una simple caminata, o la natación. Los aeróbicos y los ejercicios de alto impacto, como el correr y los deportes de equipo, pueden exacerbar la condición de presión dentro de las venas.

Recostarse con las piernas elevadas puede ayudar a disminuir las várices.

Remedio casero contra las varices #3: Un par de remedios naturales usando hierbas

La cola de caballo es una hierba que tiene la propiedad de desaparecer las várices mediante un tratamiento a largo plazo. Puedes encontrar la hierba en tiendas naturistas, y también puedes comprar píldoras a base de esta hierba.

Otra hierba que tiene la propiedad de mejorar la elasticidad de las venas y restituir las paredes internas de estas que tienen daños, es la castaña de Indias; la escina contenida en la planta es el compuesto responsable de otorgar este beneficio.

Ten en cuenta que no debes utilizar castaña de Indias si tienes problemas con los riñones, el hígado, padeces de diabetes o algún problema del corazón o de coagulación sanguínea. Asimismo, evita usar cola de caballo si estás embarazada o en estado de lactancia. Y consulta a tu médico antes de hacer un uso terapéutico de cualquier planta.