Saltar al contenido

Soñar con Abanderado

Soñar con un abanderado o serlo uno mismo significa que nos hallamos en vistas a una promoción profesional que será para bien o para mal según las circunstancias que concurren en el sueño.

Ser abanderado en un combate en el que la victoria se consigue de forma brillante y sin grandes bajas asegura que ya disponemos de la capacidad y conocimientos necesarios para desempeñar con éxito dicha promoción o responsabilidad.

Si la victoria se consigue en una lucha muy cruenta con grandes bajas por ambos lados quiere decir que todavía no estamos suficientemente preparados para asumir dicha responsabilidad y que, al menos en una primera etapa, podemos vernos tentados a emplear métodos poco éticos o correctos para afirmarnos en la nueva posición.

Pero si en la lucha nuestro bando es derrotado debemos considerar la conveniencia de rechazar una proposición o un empleo que está por encima de nuestras posibilidades reales y que a la larga puede resultar desastrosa bajo todos los conceptos.