¿Hay algún tratamiento para el desprendimiento de vítreo?

Autor: Enzo Argüelles | 12 mayo, 2017
Tiempo de lectura: 2 minutos

Revisión médica: Doctor Miguel Ángel Delgado

El vítreo es un líquido gelatinoso y transparente que esta adherido a la retina, ocupando el espacio comprendido entre la superficie interna de la retina y la cara posterior del cristalino. Esta sustancia es traslúcida, lo que permite que la luz llegue a la retina, a la vez que da la forma de glóbulo ocular.

Esta compuesto por células, por acido hialurónico, por fibras colágenas y por agua.

Causas y diagnóstico

Con la edad esta sustancia se hace mas líquida, lo que en ocasiones provoca que se separe de forma espontánea de la retina. Es lo que se denomina desprendimiento vítreo posterior, hallazgo muy frecuente sobretodo en mayores de 65 años.

Se trata de un proceso benigno que solo excepcionalmente se asocia o puede evolucionar hacia un desprendimiento de retina o acompañares de una hemorragia vítrea. Es por ello que todo paciente con desprendimiento vítreo debería ser valorado por un oftalmólogo que descarte estas lesiones. En caso de que existiesen se requerirá tratamiento quirúrgico precoz para reparar estas lesiones.

El desprendimiento vítreo es mas frecuente en personas con miopía, tras cirugía o traumatismo ocular. No parece existir relación entre este proceso y el leer mucho o permanecer mucho tiempo frente al ordenador.

Síntomas y tratamiento

Por lo general y en su fase inicial este cuadro no ocasiona ningún síntoma, a veces las personas con desprendimiento vítreo posterior refieren que ven “moscas volantes (miodesopsias) o manchas flotantes” que se desplazan con los movimientos de los ojos, y que con el paso del tiempo son cada vez menos molestas.

En la actualidad no existen medidas terapéuticas que eviten este proceso, que no suele requerir ningún tratamiento aunque sí una evaluación oftalmológica inicial.

Prevención

No obstante si una persona que ha tenido o tiene manchas flotantes durante años, nota un aumento repentino en el tamaño o la cantidad de las manchas, o una repentina aparición de destellos de luz (fotopsias) debería ser valorado por un oftalmólogo que descarte lesión retiniana.

Más artículos de Salud

Más artículos de Salud