Tremenda bronca de Nadal con el juez de silla: «Tienes una fijación conmigo»

Tremenda bronca de Nadal con el juez de silla: «Tienes una fijación conmigo»
Autor: Enzo Argüelles | 5 junio, 2017
Tiempo de lectura: 2 minutos

La verdad es que Rafa Nadal no pierda la educación ni en los momentos de indignación. Y ni siquiera para protestar pierde los papeles. El domingo, en su partido de octavos, tuvo otra bronca contra el juez de silla, el portugués Carlos Ramos, que parece haberse tomado como cosa personal que Rafa no tenga un respiro durante el partido.

No es la primera vez que un juez de silla se empeña en apretar a Rafa Nadal con el tiempo entre puntos, y acaban teniendo sus más y sus menos. Y desde luego no es la primera vez que lo hace el portugués. Ayer, en el partido de Rafa contra Roberto Bautista se vivió un nuevo capítulo.

Acababan de disputar un punto bastante largo que Nadal acabó voleando en la red. Y al terminarlo se dirigió a su silla a buscar la toalla para secarse antes de volver a sacar. En ese momento, el juez le señaló un ‘warning’. Y tras ganar el juego y ponerse 4-1 en el marcador, cuando Rafa se sentó en su sitio para el descanso pertinente antes del cambio, no pudo callarse.

Y le recriminó la sanción con estas palabras en castellano: » Mi pregunta es: si yo termino un punto en la red yo ya no puedo ir a coger la toalla ¿no? Contigo no puedo. Con los otros quizá sí, pero contigo no. Está bien, ya lo sé. He terminado un punto largo, voleo, voy a esto… Vuelvo y me pitas warning… Está bien».

El juez de silla parece hacer un intento por explicar su decisión de sancionarle con un ‘warning’, pero no convenció a Nadal y no se calló. «Entonces, ¿yo qué hago? ¿Voy corriendo? Es que no lo entiendo«. Ramos siguió dando explicaciones, pero la discusión acabó con jugador diciéndole: «Entonces me vas a tener que pitar muchos ‘warnings’ durante el partido. Pítalos, porque, total, no me vas a pitar más».

Después del partido, en la rueda de Prensa, Rafa Nadal no se escondió y explicó las razones de su indignación con el juez de silla portugués, Carlos Ramos. «Ya en el pasado me ha metido mucha presión, bien con el tiempo, bien con el ‘coaching’… No he cogido la toalla en todo el primer set y me amonesta. Quiere que vaya con el agua al cuello todo el partido», dijo.

«Estamos sobre tierra, es el torneo más físico, si uno quiere ver buen tenis tiene que dejar respirar. No somos máquinas que no pensamos. Es mi punto de vista, él tiene otro. Lo digo con tristeza porque no me gusta tener problemas, pero es un árbitro que tiene fijación conmigo. Tengo respeto por él y lo único que pido es que sea recíproco».

Más artículos de Noticias

Más artículos de Noticias