La UEFA anula la regla del valor doble de los goles fuera de casa

Autor: Borja S. Reyero | 24 junio, 2021
Tiempo de lectura: 4 minutos

Después de una larga consulta, la Unión Europea de Fútbol anuló hoy la regla del gol a domicilio en sus competiciones. A partir de la fase de clasificación de la Champions League y Europa League de la próxima temporada, ya no habrá distinción entre los goles marcados en el propio estadio y los marcados en un estadio extranjero.

Hasta el momento, la regla decía que en las eliminatorias a doble partido (ida y vuelta), en caso de empate ganaría la clasificación para la siguiente ronda el equipo que hubiese marcado más goles fuera de su estadio.

Los goles fuera, desde 1965

Pero esa norma acaba de desaparecer y, desde ahora, todas las eliminatorias que acaben con el mismo número de goles sumando ambos partidos, pasarán a decidirse con una prórroga y la posterior tanda de penaltis, si se mantuviese el empate.

La decisión ha despertado mucha polémica desde el primer momento en que se ha anunciado. Muchos profesionales del fútbol y comentaristas especializados consideran que es una manera de favorecer el fútbol defensivo de los equipos visitantes y, por tanto, una manera de reducir el espectáculo.

Pero el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, mostró una opinión absolutamente opuesta, tras la reunión del Comité Ejecutivo de la UEFA que tuvo lugar hoy mismo y en la que se tomó la decisión.

Aleksander Ceferin lo explica

– «Aunque no hay una opinión unánime, son muchos los entrenadores, aficionados y otras partes interesadas en el fútbol los que han han pedido que se elimine esta regla porque lo que últimamente los efectos de la misma contradecían su propósito original, ya que lo que estaba haciendo era impedir que los equipos locales, especialmente en los partidos de ida, atacasen por temor a encajar un gol».

La regla de los goles fuera de casa se introdujo en 1965, y en la historia de la Copa de Europa hay varios ejemplos de partidos súper emocionantes que se decidieron de esta forma.

Por ejemplo, uno de los casos más sonados ocurrió cuando el Borussia Mönchengladbach fue eliminado en los octavos de final de la Copa de la UEFA de 1985 después de haber conseguido una victoria histórica de 5 goles a 1 en el partido de ida, en su estadio. Pero en la vuelta fue el Real Madrid quien ganó en su estadio, esta vez por 4-0, y pasó a la siguiente ronda.

– «Ciertamente se puede decir que la ventaja de jugar en casa ya no es tan decisiva como solía ser», dijo Ceferin. Las estadísticas desde mediados de la década de 1970 mostrarían una clara tendencia hacia una disminución en la diferencia en la proporción de victorias en casa y fuera.

La evidencia de los datos

Las estadísticas desde mediados de la década de los 70 hasta ahora muestran una clara tendencia a la reducción continua de la diferencia entre el número de victorias en casa y a domicilio.

Hemos pasado de una proporción del 61% frente al 19% cuando se puso en marcha esta norma, a la proporción actual, que está en un 47% de victorias en casa contra un 30% de triunfos a domicilio.

Y lo mismo ocurre con el número de goles. La media de goles marcados en casa por partido ha bajado de 2,02 en los años 60 a los actuales 1,58. Y fuera de casa hemos pasado de 0,95 al principio de la norma, a las cifras actuales de 1,15 en las competiciones masculinas.

En la competición femenina, UEFA Women’s Champions League, la media de goles por partido se ha mantenido muy estable desde la temporada 2009/10, con un promedio general de 1,92 para los equipos locales y 1,6 para los visitantes.

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, ha querido explicar y argumentar la decisión de suprimir esta regla con unas palabras reproducidas en la web de la UEFA.

Esto demuestra, según la UEFA, que la norma del valor doble de los goles lo que hace es disuadir a los equipos locales, especialmente en los partidos de ida, de salir al ataque, porque temen encajar un gol que daría a sus rivales una ventaja crucial.

También ha hablado la UEFA de la injusticia que supone cuando un partido llega a la prórroga, pues obligar al equipo local a marcar dos veces cuando el equipo visitante solo ha marcado una.

Más artículos de Noticias

Más artículos de Noticias