Un pequinés llamado Wasabi gana la exposición canina de Westminster

Autor: Palo Peque | 15 junio, 2021
Tiempo de lectura: 4 minutos

Un pequinés llamado Wasabi se alzó con el premio al perro más prestigioso de Estados Unidos tras ganar el Gran Campeonato Nacional de Kennel Club de EE. UU.

Su maestro, criador y copropietario de Wasabi, David Fitzpatrick, dijo sobre él que “tiene sentido del espectáculo, como corresponde al estándar de su raza. Tiene ese pequeño extra, ese brillo, que distingue a un perro”.

Y una de las juezas del concurso, Patricia Trotter, dijo simplemente: “¿Qué le pasa a este perro? Estaba parado allí como si fuera un león”.

Fitzpatrick, de East Berlin, Pensilvania, no es un novato del éxito, y ya hace casi diez años, en 2012, condujo al abuelo de Beijing, Malachy, al título de Westminster de aquel año.

¿Cómo lo va a celebrar Wasabi?

Fitzpatrick respondió con una carcajada a la vez que afirmaba: “él puede tomar un filet mignon. Yo me tomaré una copa de champán”.

Claro que por mucho que a Wasabi le hayan distinguido con el premio ‘Best in Show’ de la 145 exposición canina anual, el pequinés de 3 años se mostró «bastante indiferente», dijo su ‘conductor’.

De hecho, Wasabi se acostó en el estrado, a veces mirando hacia arriba como para ver de qué se trataba, mientras Fitzpatrick hablaba frente a un grupo de reporteros y cámaras.

Wasabi, una victoria conmovedora

Fue una victoria especialmente conmovedora después de que una de sus copropietarias, la arqueóloga Iris Love, muriera el año pasado por COVID-19. Además de Fitzpatrick, el perro también es propiedad de Sandra Middlebrooks y Peggy Steinman.

El nombre de Wasabi deriva de su madre, Sushi, que encabezó un grupo de finalistas que también incluía a

Mathew the French Bulldog,

Connor the Old English Sheepdog,

Jade the German Shorthair Pointer,

El espectáculo fue agridulce para la manager y copropietaria de Jade, Valerie Nunes-Atkinson, que en 2016 había guiado al padre de Jade, CJ, a una victoria en Westminster, pero en septiembre pasado vio como su perro de 7 años murió repentinamente de una infección por hongos.

“Lo bueno es que dejó un legado increíble”, dijo Nunes-Atkinson, de Temecula, California. Ella dijo que Jade “tenía mi corazón” desde que nació.

Striker the Samoyed

Un perro ya conocido y que responde al nombre de Striker llegó al concurso como el perro estadounidense mejor clasificado, con más de 40 mejores victorias desde enero de 2020.

West Highland white terrier llamado Boy

Boy había recorrido un largo camino hasta Westminster desde Tailandia, donde uno de sus dueños se empeñó en traerlo desde Bangkok, según la gerente Rebecca Cross. “Él siempre nos hace reír”, dijo Cross, de Gettysburg, Pensilvania.

Bourbon

Era otro de los favoritos y llegaba al concurso muy bien posicionado, ya que había ganado el Campeonato Nacional AKC.

Rocky, schnauzer miniatura con dueño famoso

Para muchos dueños de perros, el simple hecho de viajar a Westminster es un placer, incluso para el líder del béisbol de todos los tiempos, Barry Bonds, quien estaba animando a un schnauzer miniatura que posee con su hermana Cheryl Dugan.

El perro, Rocky, no ganó su raza, pero el toletero dijo que estaba orgulloso de Rocky simplemente por clasificarse para el Champions Only Show.

“Ganamos porque llegamos aquí. Eso es todo lo que importa”, dijo Bonds a Fox Sports. “He estado en muchos playoffs, he estado en la Serie Mundial y nunca he ganado. Pero durante 22 años seguí intentándolo.

Bonds, de 56 años, tiene el récord de jonrones de su carrera en el béisbol de 762, aunque su hazaña se vio empañada por las acusaciones de uso de esteroides.

Pennie, Brittany

Douglas Tighe, quien ha cuidado a una Brittany llamada Pennie en segundo lugar en el grupo deportivo, dice que solo la acepta si sus perros se distraen con pájaros y otras atracciones al aire libre.
“Que se diviertan”, dijo Tighe, de Hope, Nueva Jersey. «Esa es toda la historia».

Riley, bull terrier


De eso se trata también para Kole Brown. A los 9 años, mostró un bull terrier llamado Riley el domingo junto a sus padres, Kurtis Brown y la capitana de la Fuerza Aérea de EE. UU. Samantha Brown, y otros bull terriers de la familia.

“Me divierto mucho con este deporte”, dijo Kole, de San Antonio, Texas. «Cada vez que subo al ring tengo una sonrisa en mi rostro».

Las huellas de la pandemia

Además de tener que lamentar más de una ausencia, que es lo más importante, la pandemia del coronavirus también arrebató a la ciudad de Nueva York, por primera vez desde la fundación de la serie en 1877, la edición de este año, que se llevó a cabo al aire libre en una finca en las afueras de Tarrytown en vez de en el Madison Square Garden, fue cerrada al público.

También hubo que ver cómo alguno de los conductores de los perros iba con mascarilla, aunque a los vacunados se les permitió prescindir de ellas.

«Es un milagro que incluso hayan tenido este espectáculo», dijo Fitzpatrick.

Más artículos de Mascotas

Más artículos de Mascotas