Walabíes: ¿Qué hacen estos pequeños canguros australianos en Gran Bretaña?

Esta especie de canguros en miniatura, originales de Australia, han sido vistos en Gran Bretaña y en la Isla de Man. ¿Cómo llegaron hasta el otro extremo del mundo? ¿Podrán sobrevivir en el clima británico?
Autor: Héctor Díaz Alejo | 9 noviembre, 2021
Tiempo de lectura: 4 minutos

Australia es un país repleto de especies invasoras.

Los conejos son una plaga que arrasa con miles de hectáreas de campo. También hay zorros, cabras e incluso dromedarios, entre muchos otros, que desequilibran los ecosistemas del país-continente.

Sin embargo, algunos animales típicamente australianos han cruzado los mares y se han extendido en otros continentes.

Este es el caso de los walabíes salvajes en Gran Bretaña.

Te interesa: Debate: ¿El turismo puede ser bueno para el medio ambiente?

Walabíes hasta en la Isla de Man

Desde hace décadas, muchos vecinos de algunas zonas de Inglaterra han informado sobre avistamientos de walabíes de cuello rojo.

Se trata de una especie pariente del canguro, de aproximadamente un metro de alto, que parece haber colonizado la campiña inglesa. Y mucho más que eso.

En la Isla de Man, situada entre Irlanda y Gran Bretaña, también hay walabíes.

Es uno de los pocos lugares del país donde se ha podido estimar la población, calculándose en torno a los 1.740 animales.

Y también se han avistado walabíes en Escocia. Allí, en Inchconnachan, una isla deshabitada dentro del Parque Nacional del Loch Lomond and the Trossachs, hay entre 50 y 60 animales.

¿Cómo han llegado walabíes a Gran Bretaña?

El origen de que estos animales vivan y críen en Reino Unido es muy variado.

A la mencionada isla escocesa de Inchconnachan llegaron porque formaban parte de la colección privada de una condesa. Esta señora mandó construir una casa de recreo en la isla, y la acompañó de unos walabíes.

En otros lugares pueden haber aparecido por cuestiones similares: colecciones privadas que se abandonaron o animales que se escaparon de circos o zoológicos.


 

Unos escapistas muy hábiles

Después de la Segunda Guerra Mundial muchas personas dejaron de lado sus colecciones zoológicas al tener otras prioridades y cambiar las leyes. Y además resulta que walabíes son unos escapistas muy hábiles.

El caso es que desde hace aproximadamente un siglo, cientos o miles de walabíes se “asalvajaron” en Gran Bretaña y muchos lograron reproducirse. Hasta el punto de que hoy día aún sobrevive la especie.

Una investigación realizada por la Universidad de Dublín quiso averiguar dónde se encontraban principalmente y los resultados fueron sorprendentes:

  • En 10 años hubo más de 100 avistamientos fotografiados… ¡Y repartidos por toda Gran Bretaña!

Todos ellos se pueden consultar en una página web creada específicamente para ello.

Te interesa: ¿Enseñar a las vacas a ir al baño para luchar contra el cambio climático?

Ya están cerca de Londres

Gran parte de los avistamientos han sido en el suroeste, en Cornualles. Allí incluso se han avistado walabíes con crías en el marsupio, lo que podría ser una prueba de que están criando en un entorno salvaje.

Pero también se ha documentado la presencia de walabíes cerca de la localidad de Reading, a pocos kilómetros al oeste de Londres.

Pero… ¿Cómo han logrado adaptarse al clima húmedo y frío de Reino Unido?

Lo cierto es que para esta especie de walabí no era muy complicado.

El hábitat natural del walaby de cuello rojo es el este de Australia y la isla de Tasmania. Y Tasmania tiene unas temperaturas y unas precipitaciones muy similares a las de Inglaterra. Inviernos fríos y húmedos con veranos suaves.

Además, su alimentación no es muy específica. Come algunos frutos silvestres, pero principalmente hierba, raíces y hojas. Algo fácil de encontrar por todo Reino Unido.

Así que es muy fácil entender que no les hizo falta mucho para adaptarse a, casi literalmente, la otra punta del mundo.

No parecen alterar la balanza natural

La investigación, no obstante, ha dejado más preguntas que respuestas.

  • ¿Son estos avistamientos prueba de que hay walabíes salvajes, o han sido todo animales que han escapado del cautiverio?
  • ¿Se lograrán establecer como especie invasora?
  • ¿Habría que eliminarlos o aceptarlos como una nueva parte del paisaje?

Por el momento no parece que los walabíes supongan problema alguno para los ecosistemas británicos.

En la mayoría del país no existen poblaciones grandes. Y en las partes donde los animales viven habitualmente, como en la isla de Man, no parecen alterar la balanza natural.

Pero visto lo visto, hay algo que debes recordar: si alguna vez estás paseando por Inglaterra o haces una excursión a algún lago al sur de Escocia, no te asustes si ves un walaby.

No es que de repente hayas cruzado un portal transportador a Australia. Solo es el reflejo de que el mundo, tal como era hace unos siglos, está cambiando por todos lados.

Más artículos de Ecología

Más artículos de Ecología